Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular renueva su organigrama con el objetivo de aumentar su rentabilidad

La nueva Dirección General de Negocio Inmobiliario y Transformación de Activos dependerá directamente de Pedro Larena
El Consejo de Administración de Banco Popular ha aprobado este martes el nuevo organigrama de la entidad, que incluye la creación de cuatro direcciones generales, con el objetivo de aumentar la rentabilidad del banco y mejorar la evolución de la acción.
En una nota, la entidad ha explicado que el plan de actuación está centrado en incrementar los ingresos, optimizar los costes y reducir el volumen de activos no rentables.
De esta forma, el banco adapta su gestión hacia una mayor segmentación y especialización, lo que implica transformar el actual modelo de distribución y operativo, adaptar el modelo de riesgos y adecuar la estructura organizativa de forma acorde a dicho proceso.
El nuevo organigrama contempla la creación de la Dirección General de Transformación Digital, cuya finalidad principal será acelerar el proceso de digitalización de la entidad iniciado recientemente, y de la Dirección General de Medios, cuyo objetivo será agilizar los procesos, mejorar la eficiencia y lograr una mayor optimización operativa.
Además, la entidad ha instaurado la Dirección General de Negocio Especializado, ya que la especialización se ha convertido en un "factor clave" en el panorama financiero actual y desarrollará bajo ese criterio los negocios generados en el ámbito del consumo, banca privada, seguros, gestión de activos, medios de pago y comercio exterior, entre otros.
GESTIÓN INDEPENDIENTE DEL NEGOCIO INMOBILIARIO.
Por su parte, la Dirección General de Negocio Inmobiliario y Transformación de Activos se gestionará de forma independiente y separada de la actividad principal del banco y reportará directamente al nuevo consejero delegado de la entidad, Pedro Larena, designado el pasado 29 de julio.
Bajo esta nueva dirección se incluirán todas aquellas actividades no principales de la actividad de Popular que se encuentran en la actualidad en proceso de definición.
Así, en el nuevo organigrama de la entidad, siete direcciones generales pasarán a depender del consejero delegado, dos dependerán directamente del presidente y la de Auditoría seguirña dependiendo de la Comisión de Auditoría del Consejo.