Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular espera tener "desplegada y operativa" su red de gestión de negocio inmobiliario a final de mes

Banco Popular espera tener "desplegada y operativa" su red de gestión del negocio inmobiliario en este primer trimestre del año, con el fin de continuar reduciendo sus activos improductivos, su principal lastre.
A mediados del año pasado, el banco llevó a cabo una reestructuración por la que separó su actividad principal, basada en el negocio de pymes, de la inmobiliaria. El objetivo de esta escisión era generar negocio rentable y recurrente en pymes y familias y reducir activos no productivos, además de hacer rentable el negocio inmobiliario.
En este contexto, Popular creó en octubre de 2016 la Dirección General de Negocio Inmobiliario y Transformación de Activos, desde la que se gestionan recuperaciones, riesgos asociados al perímetro inmobiliario y las desinversiones, tanto de activos adjudicados, como desde balance del deudor y la venta de créditos a terceros.
Según consta en el informe anual de la entidad remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta Dirección se apoya en una unidad de operaciones y procesos que da soporte a esta actividad y asegura el control de los terceros involucrados.
RED DE 40 OFICINAS
Además, cuenta con su propia red de sucursales, que se espera esté "desplegada y operativa" a lo largo del primer trimestre de este ejercicio. Esta red, que el banco comenzó a poner en marcha a mediados de enero, cuenta con 40 oficinas, cuatro direcciones regionales y una plantilla de 400 empleados.
En concreto, 12 de estas oficinas se localizarán en Cataluña y Levante, diez en Madrid y Centro, otras diez en el norte y zona Pastor y ocho en Andalucía.
En el negocio inmobiliario y asociado de Popular se concentran todos los inmuebles del grupo, así como las participaciones en sociedades inmobiliarias y el crédito rentable y dudoso relacionado con el sector inmobiliario.
La entidad destaca en su informe anual que durante el ejercicio 2016 las recuperaciones han tenido un buen comportamiento apoyadas por la gestión especializada del negocio inmobiliario que en el mes de diciembre permitió unas ventas de 628 millones de euros, de los que 535 millones fueron dudosos. A cierre del ejercicio, el negocio inmobiliario arrojó unas pérdidas de 813 millones de euros.