Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pontegadea (Amancio Ortega) ve con preocupación el 'Brexit' y se mantiene a la espera de las medidas de Trump

El brazo inversor del fundador de Inditex busca nuevas oportunidades de inversión en sus mercados estratégicos
Pontegadea, el vehículo inversor de Amancio Ortega, afronta "con preocupación, pero también con tranquilidad", el proceso de 'Brexit' abierto en Reino Unido, al tiempo que se mantiene a la espera de las medidas que adopta finalmente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según ha señalado su consejero delegado, Roberto Cibeira.
"Se trata de una incertidumbre importante, que contemplamos con cautela y tranquilidad, a la espera de ver cómo se materializa, como todos los operadores", ha afirmado Cibeira sobre el 'Brexit' tras participar en un encuentro inmobiliario organizado por el IESE. "Las empresas y los bancos están con mucha más cautela. En función de cómo sea el 'Brexit' evolucionará la economía del país", ha añadido.
La última operación de Pontegadea en el mercado británico, uno de los cinco primeros en importancia para la firma, fue la compra hace ahora un año de un edificio de oficinas en el barrio de St James, denominado Almack House, por un 320 millones de euros.
En cuanto a la coyuntura en Estados Unidos, tras acceder a la presidencia Donald Trump, el primer ejecutivo de la inmobiliaria ha indicado que la compañía, al igual que el resto de empresas e inversores ubicados en el país, está "a la espera" de ver qué medidas toma finalmente el nuevo presidente.
Durante su intervención, el primer ejecutivo de Pontegadea consideró poco conveniente el "exceso de liquidez" y de inversión que se ha concentrado en el sector inmobiliario en los últimos años en busca de rentabilidad que no encontraban en otros productos dado el contexto de bajos tipos de interés.
"Pero un edificio no es lo mismo que un bono del Estado, y a mucha gente eso se le olvida", apuntó al respecto. "Un exceso de liquidez no es bueno para ningún mercado y en el del Real Estate (patrimonio inmobiliario) ha habido algo de eso en estos años", añadió el consejero delegado de Pontegadea, que declinó comentar datos sobre cierre del ejercicio 2016.
NUEVAS OPORTUNIDADES DE INVERSION.
Por otro lado, Cibeira ha afirmado que Pontegadea sigue buscando nuevas oportunidades de inversión y compra de inmuebles en los nueve mercados en los que está presente.
"Estamos a la expectativa en todos los mercados a la espera de oportunidades", aseguró el primer ejecutivo de la firma. "Somos inversores activos", añadió.
De esta forma, Pontegadea tiene intención de seguir aumentando su cartera de activos, después de que a lo largo del pasado año cerrara operaciones en distintos países por más de 1.000 millones de euros. Sólo una de ellas, la adquisición de una de las cuatro torres del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid, la alquilada a Cepsa, supuso casi 500 millones.
El consejero delegado de Pontegadea consideró no obstante "difícil" que la compañía desembarque en nuevos mercados. "Estamos en nueve países y tenemos los ojos en eso", indicó el primer ejecutivo de la firma sobre los países en los que está presente, Estados Unidos, Reino Unido, México, Francia, Canadá, Italia, Portugal, Corea del Sur y España.
Pese a ello, la inmobiliaria del fundador de Inditex y una de las mayores fortunas del mundo estima "posible" abordar nuevas operaciones en el mercado asiático, al que llegó el pasado año, con la compra de un edificio en Seul por unos 300 millones de euros.
Respecto al mercado español, donde la firma de Amancio Ortega cuenta con una destacada presencia de edificios de oficinas, entre los que destaca la Torre Picasso de Madrid, y de establecimientos comerciales, la inmobiliaria considera que actualmente existe una escasez de producto en el que invertir, al igual que en otros países.
"Sigue habiendo mucha demanda, mucha liquidez en el mercado y la oferta es pequeña", indicó Cibeira, que también se refirió de esta forma al mercado británico.