Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pluslegal Abogados advierte de que la reforma de la LAU no elude la morosidad en el alquiler

Pluslegal Abogados advierte de que tras más de tres años desde la última la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) no se ha conseguido eludir la morosidad en los alquileres, según un estudio realizado por el despacho sobre la situación jurídica del mercado inmobiliario del alquiler.
A pesar de la entrada en vigor de la Ley 4/2013 de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler, en la que se anunciaron medidas como el desahucio exprés, "la legislación vigente es insuficiente, ya que la última reforma ha sido negativa e incompleta y la situación sigue siendo desesperante", alerta el socio director de Pluslegal Abogados, Sergio Lusilla.
En concreto, señala que, de las medidas propuestas, "muchas nunca se pusieron en marcha por indolencia del Gobierno, y otras no fueron acompañadas de los medios adicionales necesarios para lograr los objetivos propuestos".
Como consecuencia, los propietarios "siguen teniendo temores más que fundados, a la hora de poner su vivienda en alquiler", por lo que desde Pluslegal Abogados esperan que en la nueva etapa legislativa el Gobierno destine los medios necesarios para mejorar la situación.
OCHO MESES DE MEDIA PARA RECUPERAR LA VIVIENDA
En la actualidad, un propietario que sufre un caso de morosidad en su alquiler necesita de media unos ocho meses para recuperar su vivienda y, en muchos casos, no se le restituyen las cantidades adeudadas. "La falta de medios físicos en los juzgados y la no puesta en marcha de las medidas propuestas, provocan una inestabilidad jurídica en el sector que es necesario atajar", explica Lusilla.
En este sentido, Pluslegal Abogados considera que para agilizar los casos judiciales derivados de incumplimientos de la Ley de Arrendamientos Urbanos habría que dotar "de inmediato" de más medios humanos al seno del procedimiento de desahucio, especialmente en lugares como Cataluña, Madrid o Andalucía donde los lanzamientos derivados de la LAU alcanzaron los 5.000 en el primer semestre del año.
En este sentido, ve fundamental convocar oposiciones para incrementar los medios personales a través de plazas en los juzgados y en las comisiones de lanzamiento.
FALTA DE PERSONAL PARA LOS LANZAMIENTOS
Además, con la entrada en vigor de la Ley 4/2013 se señaló el compromiso de que un único funcionario formase la comisión de lanzamientos, con el objetivo de evitar demoras y agilizar los desahucios.
Sin embargo, "no se ha cumplido", denuncia Pluslegal Abogados, que exige que esta medida se haga efectiva de manera inmediata, ya que "con un solo funcionario se daría la celeridad que necesita la práctica de lanzamientos y además se podrían realizar más".
Según Lusilla, a esto se suma que "muchos inquilinos morosos solicitan asistencia jurídica gratuita, aunque no la necesiten, porque así saben que se suspende el proceso". Este derecho no tiene que estar reñido con el derecho del perjudicado a recibir una respuesta de la justicia, no puede convertirse en una estrategia procesal dilatoria". De hecho, sólo por solicitar un abogado y un procurador de oficio, el desahucio se pospone al menos un mes más, explica.
Además, la comisión judicial tiene facultad para suspender el lanzamiento el mismo día de su celebración, por lo que "muchas veces lo que sucede es que se suspende el lanzamiento por causas no justificadas, por ejemplo, por la presencia de animales en la vivienda, o por el hecho de que la vivienda este ocupada por un habitante distinto del arrendatario que actué en connivencia con este".
Entre las medidas que Pluslegal Abogados pide para dar más seguridad jurídica al sector inmobiliario de arrendamientos urbanos, también se encuentra la creación de un registro de sentencias de impagos de rentas de alquiler.