Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Plan de Vivienda recabará pisos de bancos para alquilarlos a colectivos vulnerables

El nuevo Plan Vivienda 2018-2021 incorporará una línea de ayudas al alquiler específica para los afectados por desahucios y los colectivos sociales más vulnerables que conllevará la constitución de un fondo social de viviendas recabando pisos vacíos de bancos y particulares.
Así lo anunció el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tras la conferencia sectorial que mantuvo con las comunidades autónomas para fijar las líneas básicas del nuevo plan.
En cuanto a la nueva ayuda al alquiler para colectivos vulnerables, el plan contemplará que las administraciones garanticen el pago del alquiler al banco o al particular propietario de los pisos.
El nuevo plan mantendrá la línea tradicional de ayudas al alquiler, con la novedad de que las comunidades puedan fijar condiciones de acceso y que su pago al beneficiario ya no sea mensual, sino anual.
En cuanto a la rehabilitación, el nuevo plan modificará y ampliará el sistema de ayudas, dado que beneficiarán a pisos de una menor antigüedad respecto a la que contemplaba el plan anterior (los construidos antes de 1981) y a pisos y viviendas unifamiliares y no solo comunidades de vecinos.
El titular de Fomento pretende consensuar el plan no solo con las comunidades autónomas, sino también con los partidos políticos, promotores, bancos y colectivos sociales.
Así, De la Serna prevé recabar durante el próximo mes de enero las propuestas de todos ellos, con el fin de contar en febrero con un primer borrador del plan y empezar a tramitarlo en primavera.
((HABRA AMPLIACION))