Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez: Rajoy es "el peligro" para la recuperación por su "falta de visión de futuro"

   El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este martes que el "principal riesgo" para la recuperación económica de España es que Mariano Rajoy siga en La Moncloa, porque tras casi cuatro años de Gobierno ha conseguido "romper" la cohesión y dejar el país "más dividido y confrontado", por lo que sólo un cambio de Gobierno permitirá un necesario cambio de rumbo en la política económica.

Así lo ha señalado durante su intervención ante el Pleno del Congreso para defender la enmienda de totalidad de los socialistas contra el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016, alocución que el propio presidente ha seguido desde su escaño.
Sánchez ha acusado a Rajoy de ser "el peligro" para la recuperación económica por su "modelo de abaratar costes" reflejado en su reforma laboral, por su "falta de visión ante retos mundiales" como el cambio climático, por su "pasividad" ante la necesidad de modernizar el sistema productivo, por sus "recortes al Estado del Bienestar" y por sus "subidas masivas de impuestos".
"Usted es un peligro para la economía porque ha llevado a España a una grave degradación institucional con su partido corroído por la corrupción sin que nadie asuma responsabilidades", ha añadido el dirigente socialista. "Usted ha sido el hombre de la troika en España y, una vez cumplido ese mandato, el drama es que usted ya no sabe qué hacer con la economía", ha añadido.
Gobierno "agotado"
Es más, Sánchez cree que este Presupuesto es "prueba del agotamiento" como gobernante de Rajoy, quien está "apegado a políticas del pasado", no tiene "ideas novedosas" para el futuro y "se limita a gestionar una coyuntura exterior favorable sin preocuparse" por conseguir que "la recuperación económica sea sostenible por sí misma".
"Cuatro años después, los españoles saben que con usted, señor Rajoy, España tiene un problema de diseño de país, de falta de proyecto de futuro y de liderazgo político. Y eso no se arregla trayendo un remedo de Presupuestos que aprobarán con su rodillo parlamentario pero que de poco van a servir a España y los españoles", ha insistido.
De hecho, el líder de los socialistas cree que ni siquiera las cuentas del año próximo son verdaderas, porque proyecciones como las de ingresos, déficit, deuda o puestos de trabajo están "infladas" y no se van a poder cumplir.
Por eso, Sánchez aventura incluso que el presidente del Gobierno está "ocultando a los españoles que el día después de las elecciones, si gana, volverá a aplicar masivos recortes del Estado del Bienestar".
Cambio "urgente"
En estas circunstancias, el secretario general del PSOE considera "urgente poner fin al mandato" del PP y cambiar la política económica española, algo que sólo sucederá si hay un cambio de Gobierno tras las próximas elecciones generales, que Rajoy "se resiste a convocar porque sabe que las perderá".
"Ha llegado la hora de unir a España y a los españoles en torno a un programa de futuro, de ambición de país, de regeneración política, social y económica. Ha llegado la hora de renovar y regenerar España", ha insistido Sánchez, para quien los cuatro años del PP han provocado tanto una "ruptura territorial como social", dejando a pobres y ricos a la "mayor distancia" conocida.
Siete ejes del cambio
Sánchez ha detallado en este punto los siete ejes sobre los que girará su programa electoral con ese objetivo regenerador: cambiar el marco educativo, renovar el marco fiscal prohibiendo las "vergonzosas" amnistías fiscales, aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, alcanzar un pacto sobre la cohesión social y otro contra la violencia de género, recuperar el Pacto de Toledo y mejorar la calidad de las instituciones.
Pero lo primero será, ha remarcado, cambiar "dentro de la ley" los Presupuestos que el Ejecutivo dejará aprobados antes de las elecciones "en cuanto se conozca el déficit oculto" que van a dejar los 'populares'.
"Así que lo que el efímero rodillo parlamentario del PP apruebe ahora no quedará atado y bien atado, sino que será libremente desatado por el Gobierno que les suceda. Y creo, como muchos españoles, que lo mejor que puede pasar a la economía para que la recuperación sea justa es que usted deje de ser presidente", ha espetado a Rajoy.
Haber adelantado las elecciones
Sánchez ya se había referido en otro momento de su discurso a la decisión del Gobierno de presentar los Presupuestos en pleno verano para dejarlos aprobados antes de la disolución de las Cortes por la convocatoria de elecciones generales.
En torno irónico, se ha preguntado "qué emergencia nacional" convoca a los diputados a un pleno extraordinario en agosto, si no se trata de que el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, dimita por su "infame" reunión con el vicepresidente Rodrigo Rato ni para que Rajoy "explique por fin la trama de corrupción que afecta a su partido".
"Nada de eso, parece que lo extraordinario es que la ley obliga a convocar elecciones a final de año", ha continuado el diputado madrileño, reprochando que en otras ocasiones similares el Gobierno de turno no tuvo la "desfachatez" de "intentar imponer" a su sucesor unas cuentas en un "atropello democrático" inédito.
Y ha espetado al presidente que si tanto le "preocupan" las consecuencias de iniciar 2016 sin un nuevo Presupuesto "lo decente, coherente y democrático era adelantar las elecciones" y no la tramitación de unas cuentas públicas que, "de nuevo", el PP vuelve a utilizar "al servicio de sus intereses electorales" al usarlas como "programa electoral".
"Eso es lo que hubiera hecho un gobernante democrático responsable. Pero usted se aferra hasta el último segundo al poder, porque lo realmente extraordinario que ocurrirá en las próximas elecciones es que el actual inquilino de La Moncloa llevará a su partido de la mayoría absoluta a la oposición", ha insistido, recriminando a Rajoy que "sólo le haya faltado la gallardía de defender" el Presupuesto "en primera persona" en lugar de encargar el debate al ministro Cristóbal Montoro.