Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pearson se hunde más de un 20% tras recortar previsiones y anunciar una rebaja del dividendo de 2017

El grupo editorial Pearson, la mayor empresa de libros de texto del mundo, ha revisado a la baja sus previsiones para el ejercicio 2017 ante la persistencia de las dificultades en el segmento de cursos universitarios en Norteamérica y ha advertido de que recortará su dividendo a partir de 2017, lo que ha provocado el inmediato desplome de sus acciones en la Bolsa de Londres, donde han llegado a caer más de un 20%.
Pearson, que se desprendió recientemente de su negocio de medios con la venta del diario 'Financial Times' y de su participación en el semanario 'The Economist', anunció también su intención de comunicar su salida de la sociedad conjunta que mantiene con la alemana Bertelsmann tras la adquisición de Penguin Random House y en la que controla un 47%.
"Tenemos la intención de comunicar un aviso de salida en relación con nuestra participación del 47% en Penguin Random House a nuestro socio en la 'joint venture' Bertelsmann dentro de la ventana contractual con vistas a vender nuestra participación o recapitalizar el negocio y extraer un dividendo", explicó la británica, que empleará el dinero obtenido en reforzar su balance y retribuir a sus accionistas manteniendo un rating dentro del grado de inversión.
A este respecto, Bertelsmann, que controla el 53% restante de la sociedad, ha expresado su disposición a elevar esta participación en la firma creada en 2013 por las dos multinacionales que combinaron así los activos editoriales de Random House y Penguin.
De cara al ejercicio 2017, Pearson ha advertido de que las dificultades a las que ha tenido que hacer frente durante 2016 implican iniciar el ejercicio con un nivel base de rentabilidad subyacente unos 180 millones de libras (210 millones de euros) inferior al esperado a principios de 2016.
De este modo, el rango preliminar de previsiones de beneficio operativo oscila entre los 570 y los 630 millones de libras (656 y 725 millones de euros), con una horquilla de beneficio por acción ajustado de entre 48,5 a 55,5 peniques.
"Nuestras previsiones para 2017 reflejan la persistencia de las dificultades e incertidumbres en el mercado de cursos universitarios en Norteamérica", explicó la empresa, que también ha adelantado que "no espera cumplir su anterior objetivo de beneficio operativo para 2018".
Asimismo, la compañía anunció que recomendará el reparto de un dividendo final de 34 peniques por acción, que eleva a 52 peniques el pago a los accionistas en 2016, aunque advirtió de que "como resultado de los factores señalados planea reducir su dividendo a partir de 2017".
"El sector educativo está atravesando un periodo de cambios y volatilidad sin precedentes", subrayó John Fallon, consejero delegado de Pearson, quien destacó que la compañía ha adoptado medidas significativas para su reestructuración, reduciendo su base de costes en 375 millones de libras (431 millones de euros) el año pasado.
"Sin embargo, nuestro negocio de educación superior se deterioró más y con mayor rapidez de lo esperado en 2016, por lo que estamos tomando acciones radicales para acelerar el cambio hacia modelos digitales y seguir reorganizando nuestro negocio", añadió Fallon.