Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pastor niega que el Gobierno vaya a dar dinero a Sacyr

Ana Pastor se reúne con el presidente de Panamá para tratar la situación del CanalReuters

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha afirmado que "en ningún caso" el Gobierno español dará dinero a Sacyr para que acabe las obras de ampliación del Canal de Panamá, al tiempo que ha descartado que los problemas de la española en esta infraestructura vayan a afectar negativamente a la marca España.

"Por encima de cómo se resuelva este conflicto está la gran ingeniería española, tanto empresas privadas como públicas. Aunque dicen que el crédito se pierde rápido, el trabajo de tanta gente y de tantos años no está en riesgo nunca (...). La ingeniería española está situada en las más altas cotas del mundo", ha defendido Pastor en declaraciones a la cadena SER recogidas por Europa Press.
La ministra ha señalado que el Gobierno español está mediando y contribuyendo a que el conflicto de Sacyr en el Canal de Panamá se resuelva "bien", pues se trata de una obra "emblemática", de las más importantes del mundo en este momento.
"La parte técnica se está haciendo de manera inmejorable", ha subrayado la ministra, que ha insistido en que las partes tienen "voluntad real" de sentarse a negociar e intentar llegar a soluciones.
Pastor ha indicado que hasta ahora se han llegado a dos acuerdos importantes: sentarse a hablar y que todas las reclamaciones previstas en el contrato sigan los canales de arbitraje establecidos en él. Hasta ahora, ha apuntado la ministra, el consorcio que lleva a cabo la obra, liderado por la española Sacyr, ha ejecutado el 70% de la misma y, según Pastor, "todos están encantados por cómo va".
Sobre las advertencias del Tribunal de Cuentas de que el aval público dado a Sacyr por cerca de 160 millones para poder adjudicarse la obra no cumplían del todo los requisitos de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), la ministra ha señalado que esta cuestión debe discutirse en el Parlamento español, que será quien evalúe los distintos aspectos de la concesión.