Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide una comisión de expertos para reformar el sistema fiscal y gravar a las grandes fortunas

Reclaman 5.000 empleados más para la AEAT, conocer los nombres de los 'amnistiados' y que todo delito fiscal sea considerado grave
El Grupo Socialista en el Senado defenderá en el Pleno de la próxima semana una moción consecuencia de interpelación en la que insta al Ejecutivo a crear una comisión de expertos que, en el plazo de seis meses, presente sus conclusiones para reformar "en profundidad" el sistema fiscal español y lograr que se mejore la incorporación de la riqueza a la tributación.
Mientras tanto, el PSOE aboga por establecer un mínimo común en todo el territorio nacional en el Impuesto de Sucesiones y en el de Patrimonio para evitar en la práctica su vaciamiento y por estudiar la creación de un impuesto extraordinario sobre las grandes fortunas. El objetivo de los socialistas es garantizar que se sometan a tributación efectiva todos los grandes patrimonios, independientemente del vehículo financiero utilizado para canalizar la riqueza.
Igualmente, el PSOE reclama modificar el actual Impuesto sobre Sociedades para aproximar los tipos efectivos al tipo nominal y evitar beneficios "injustificados" a las grandes corporaciones.
Al mismo tiempo, los socialistas quieren que se impulse la puesta en marcha definitiva del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITP), en el que se incluya un buen número de productos financieros (acciones, bonos y derivados) para desincentivar la especulación; incrementar los que gravan los consumos nocivos (alcohol y tabaco), y revisar la configuración de otros impuestos especiales para hacer de los mismos unos "auténticos impuestos medioambientales".
El portavoz socialista en la Comisión de Hacienda y senador por Badajoz, Juan María Vázquez, ha resaltado que los últimos datos estadísticos oficiales publicados por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) vuelven a confirmar que España es uno de los países que menos recauda en relación con el resto de Estados de la zona del euro.
En su opinión, resulta "insoportable" que España tenga una recaudación sobre el PIB lejos de la media de la eurozona a pesar de que los contribuyentes españoles sufren una carga fiscal "más pesada" que sus vecinos europeos.
En este sentido, el senador socialista asegura que el régimen fiscal español resulta "manifiestamente ineficaz y palmariamente más inequitativo" desde que se han aplicado las reformas del Gobierno del PP, por lo que exige al Ejecutivo revertir esas "ineficiencias e inequidades" acometiendo una serie de reformas de calado en esta legislatura.
PIDEN 5.000 EFECTIVOS MÁS PARA LA AEAT.
Asimismo, los socialistas reclaman incrementar en 5.000 empleados públicos los efectivos de la Agencia Tributaria (inspectores, técnicos, agentes tributarios, administrativos) destinados a la lucha contra el fraude en los próximos cuatro años, al objeto de situar a España en la media de los países de mayor tamaño de la Unión Europea y de paliar el efecto de la amortización de plazas previstas en la AEAT.
También demandan introducir cambios en el artículo 95 de la Ley General Tributaria, dentro de los límites constitucionales, que permitan conocer el "nombre de los defraudadores acogidos a la amnistía fiscal", así como reformar los procedimientos tributarios para poder perseguir de manera más eficaz el fraude de carácter organizado.
En la misma línea, solicitan la aprobación de un Estatuto de la Agencia Tributaria que refuerce su independencia y profesionalidad; la elaboración una Ley Antifraude; la remisión al Parlamento de un informe anual con la evaluación de los resultados de la lucha contra el fraude y su comparación internacional, y exigir a las entidades financieras información sobre las empresas y particulares que tengan cuentas e intereses económicos e un paraíso fiscal.
De igual modo, el Grupo Socialista apuesta por modificar la figura del delito fiscal para hacerla más efectiva, modificando el artículo 305 del Código Penal para que todos los delitos fiscales sean considerados como graves, y para aquellos que revistan especial gravedad, "las penas a imponer siempre serán en su mitad superior".