Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSC y SíQueEsPot piden subir el IRPF a las rentas altas más de lo que propone la CUP

"La CUP ha rebajado sus pretensiones en materia fiscal y ha antepuesto el referéndum"
El PSC y SíQueEsPot han presentado un paquete de enmiendas conjuntas a los Presupuestos 2017 y su ley de acompañamiento, entre las que destaca una subida del tramo autonómico IRPF a las rentas altas hasta el 30%, por encima del 25,5% que propone la CUP.
Ambos grupos apuestan por que las rentas de menos de 20.000 euros anuales paguen un 11,5%; las de 20.000 a 33.000, un 14%; las de 33.000 a 53.407, un 18,5%; y las de 53.407 a 59.447, un 22,5%.
Según la propuesta, el IRPF seguiría incrementando por tramos de renta para que quienes ingresan de 90.000 a 120.000 euros anuales paguen un 29% y el resto en sentido ascendente, un 30% --que sumado al tramo estatal elevaría el total al 52,5%--.
También abogan por modificar el impuesto sobre el Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones --para incrementarlos en las rentas altas en beneficio de las bajas--, y por eliminar la deducción por inversión en acciones de entidades que cotizan en el segmento de empresas en expansión del Mercado Alternativo Bursátil y la del 'business angel' por la adquisición de acciones o participaciones sociales de entidades nuevas.
El periodo para presentar enmiendas acaba este martes; el debate y votación final de las cuentas se prevé para el pleno que empieza el 8 de febrero, y, como paso previo, esta semana los consellers están presentando los presupuestos desglosados por departamentos en las respectivas comisiones del Parlament.
La diputada socialista Alícia Romero ha destacado, en rueda de prensa en la Cámara catalana, que la CUP "ha rebajado sus pretensiones en materia fiscal y ha antepuesto el referéndum a una reforma más justa y progresiva: dice una cosa y después hace otra".
ENMIENDAS SOCIALISTAS
El PSC entiende que las cuentas que ha presentado el Govern responden a un modelo social que no comparte y contra el que quiere luchar porque potencia el crecimiento a "dos velocidades" entre los ciudadanos más vulnerables y los que tienen más recursos.
Romero ha detallado que los socialistas catalanes han presentado un total de 1.209 enmiendas a los Presupuestos 2017, de las que 700 proceden de los municipios catalanes por compromisos pendientes del Govern.
También hay otras enmiendas sectoriales como la exigencia de más recursos en educación, sanidad, infancia, servicios sociales, empleados públicos y políticas activas de ocupación: "Hay que pedir más esfuerzos a los que más tienen y aliviar a quienes menos tienen".
En relación a la ley de acompañamiento de los Presupuestos, los socialistas han presentado 327 enmiendas, y cargan contra el Govern por utilizar este mecanismo para modificar otras leyes "que nada tienen que ver" con medidas fiscales y financieras, como la eliminación de las agencias de viajes y de la normativa que considera la prostitución en carreteras una falta grave.
Sobre las leyes que sí afectan a impuestos y medidas fiscales, Romero ha dicho que el Govern "ha perdido la oportunidad de hacer una reforma fiscal valiente que sea más justa y redistributiva", simplemente porque no ha querido, ya que, según ha subrayado, dispone de margen de autogobierno para hacerlo.
GIRO SOCIAL
También en rueda de prensa en el Parlament, el portavoz de SíQueEsPot en el Parlament, Joan Coscubiela, ha explicado que su grupo ha presentado 152 enmiendas a los Presupuestos y ha afirmado que "es imposible" que las cuentas supongan un giro social a los recortes de los últimos años si no van acompañadas de una reforma fiscal.
Destaca la reducción que han acordado con el PSC de los tramos más bajos del tramo del IRPF autonómico hasta 20.000 euros del 12% al 11,5% y la subida de los tramos a las rentas superiores a 60.000 euros para "mejorar la equidad" y aumentar los ingresos en 190 millones.
Sobre Sucesiones y Donaciones, ha dicho que la subida a las rentas altas permitiría ingresar hasta 450 millones, y ha desgranado otras medidas: mantener la base imponible a todas las viviendas habituales por un valor menor a 500.000 euros, bonificar el 99% de toda la tarifa cuando se trate de cónyuges, aumentar de 23 a 30 años la edad de bonificación de los hijos e introducir el efecto multiplicador para pagar en función del patrimonio declarado antes de recibir la herencia.
"Estamos ante un Govern que quiere tapar su inmovilismo fiscal con teatro fiscal", ha lamentado, y ha añadido que las medidas que plantean el PSC y su grupo son viables porque están dentro de las competencias de la Generalitat.
Además, ha reclamado una partida para unir el tranvía de Barcelona por la Diagonal, reducir las tasas universitarias del 25% al 17,5%, adaptar el incremento del Salario Mínimo Interprofesional a las prestaciones e indicadores de la Generalitat y modificar la Ley de Cooperativas para "acabar con los abusos de las empresas cárnicas", entre otras medidas.