Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza la comisión de investigación sobre la crisis financiera

Se de de Bankia en Madridcuatro.com

El grupo popular asegura que "es momento de mirar adelante"

El Pleno del Congreso ha rechazado la propuesta de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) de crear una comisión de investigación sobre la crisis financiera con 175 votos en contra del PP, quince abstenciones de CiU y UPN, y el respaldo de 139 diputados del resto de los grupos parlamentarios a la iniciativa.
La diputada 'popular' María Arenales Serrano ha asegurado que su grupo está "totalmente de acuerdo con el espíritu que inspira la iniciativa, que es la transparencia", rechazando que el PP no esté por la labor de aclarar la actual situación financiera. "Decir sí a la transparencia es decir que las dos reformas financieras han ido a exigir a la banca que actualice los activos inmobiliarios, poner dos auditoras independientes o crear la subcomisión del FROB", ha insistido.
Sin embargo, ha rechazado que haga falta una comisión de investigación para saber cómo se ha llegado a este punto, culpando al Gobierno socialista de no haber adoptado medidas para sanear al sector cuando otros países occidentales ya lo estaban haciendo y de haber dejado importantes "agujeros" en las cuentas públicas.
Investigar toda la herencia recibida
"Cuando llegamos al Gobierno, los documentos de la Intervención General del Estado decían que más de la mitad de las empresas públicas tenían graves anomalías. ¿Deberíamos abrir una comisión de investigación sobre todas?", ha ironizado la diputada, defendiendo que el PP "va mucho más allá" y se interesa por la "pronta y rápida recuperación" de la economía española.
Por eso, ha defendido que para los 'populares' "es el momento de trabajar, de mirar hacia adelante, de sanear el sistema financiero" y ha pedido a la oposición "prudencia, responsabilidad y apoyo" para hacer lo que "todos los españoles quieren: que esto se arregle".
El pueblo tiene derecho a la verdad
Así ha respondido a la propuesta de la Izquierda Plural que, a través de una moción de urgencia, ha intentado eludir el veto del PP a su petición formal de comisión de investigación sobre la crisis y forzar a los grupos parlamentarios a retratar su postura al respecto.
En concreto, ha pedido analizar las causas de la crisis considerando los "posible fraudes y abusos" del sector, particularmente en relación con los tenedores de hipotecas; el papel de los reguladores y supervisores, los problemas de fluidez del crédito, las prácticas contables y valoración de activos, el tratamiento fiscal de los productos financieros, el papel de las agencias de calificación, las prácticas de titulación financiera, los cambios en la estructura salarial de los empleados de las entidades, la estructura legal y regulatoria en el mercado inmobiliario y el papel de los productos financieros derivados.
Durante su defensa de la iniciativa, el presidente de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Cayo Lara, ha subrayado que el pueblo tiene derecho a conocer "la verdad" de lo ocurrido en Bankia, por lo que el Parlamento debe investigar a "todos" los que han tenido responsabilidades en la toma de decisiones de la entidad ahora nacionalizada y que han llevado a este país "a un estado de shock".
Y es que, a su juicio, el peor mensaje que se pueda lanzar a la sociedad es el de un Parlamento que decide no crear una comisión de investigación sobre la citada entidad porque, según ha argüido, los españoles pueden concluir que "parte de los responsables de lo ocurrido se sientan en los escaños" o "se pretenda encubrir" a los verdaderos culpables.
"Nunca estuvo tan justificada una comisión de investigación para conocer la verdad. La credibilidad, interna y externa, sólo puede darla la verdad, la transparencia y la depuración de todas las responsabilidades", ha concluido.
Amplio apoyo a la iniciativa
Al margen de esta modificación, la propuesta de IU-ICV-CHA ha recibido el respaldo de gran parte de los grupos de la oposición. El portavoz socialista de Economía en la Cámara baja, Valeriano Gómez, ha anunciado su voto favorable, recordando que su grupo también ha pedido una comisión específica sobre la nacionalización de Bankia, al considerar que "el Gobierno ha gestionado esta crisis de la peor manera posible".
"Ahora se impone la ley del silencio para el mayor rescate de una entidad financiera en toda la historia democrática del país. Necesitamos conocer, evaluar y analizar las causas de la situación actual de Bankia, su plan de saneamiento, sus necesidades reales de recapitalización y los planes de futuro, y proponer medidas para garantizar la máxima transparencia", ha reclamado.
Por su parte, el portavoz económico del PNV, Pedro Azpiazu, ha defendido que "es precisa la máxima información y transparencia" para conocer las claves de la crisis financiera, lamentando que el PP no haya permitido, al menos hasta ahora, la apertura de una comisión de investigación o a la comparecencia de responsables actuales del sector. "Reflexionen de verdad sobre la necesidad de conocer lo que está pasando en el sistema financiero y el derecho a ello de unos ciudadanos desinformados y enormemente preocupados por los acontecimientos", ha pedido finalmente al Gobierno y al PP.
La diputada Uxúe Barkos (Geroa Bai) ha defendido la urgencia de esta propuesta tras el rescate europeo anunciado este fin de semana, y ha tachado de "irresponsabilidad" que el Gobierno haya "comprometido más deuda del Estado sin haber analizado el por qué y las responsabilidades" de la actual situación. "El PP haría bien en recoger el guante para demostrar a la ciudadanía que estamos dispuestos a investigar, a analizar y a aprender de los errores cometidos", ha zanjado.
Finalmente, Francisco Jorquera, del BNG, también ha defendido la necesidad de investigar la crisis financiera, argumentando que "no tiene sus causas en ninguna de las razones en las que la derecha ha intentado centrar el debate en los últimos años". Por Amaiur, el diputado Sabino Quadra ha indicado que "la banca española, más que ser rescatada, tiene que ser investigada, perseguida y juzgada".
Los nacionalistas catalanes, por boca del diputado Josep Sánchez Llibre, han anunciado su abstención en esta iniciativa defendiendo que, a su juicio, antes de abrir una comisión de investigación debería sustanciarse la comparecencia del exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que ha vuelto a reclamar.