Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP, PSOE, C's y PNV respaldan los objetivos de déficit vinculados al techo de gasto de 2017

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves, con los votos de PP, PSOE, Ciudadanos y PNV, los objetivos de estabilidad presupuestaria que se incluyen en el acuerdo del límite de gasto no financiero, conocido como 'techo de gasto' del próximo año, que da inicio a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017.
En concreto, el acuerdo vinculado al 'techo de gasto' sobre los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para el periodo 2017-2019 ha recibido los votos a favor del PP, PSOE, Ciudadanos, PNV, CC, Foro y UPN, frente a los votos en contra de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, ERC y PDECat, y la abstención de Nueva Canarias.
El limite de gasto no financiero, conocido como techo de gasto, se ha fijado en 118.337 millones de euros. Esta cifra supone la misma cantidad que lo se ejecutará finalmente en el presupuesto de este año, aunque en torno a 5.000 millones de euros menos que el techo de gasto marcado inicialmente para 2016, gracias al ahorro conseguido por los menores intereses de la deuda, el adelanto del cierre del ejercicio presupuesto y el acuerdo de no disponibilidad.
Para 2017 el Gobierno contempla un objetivo de ingresos totales del 38% del PIB este año y algo superior, del 38,2%, en 2017, toda vez que el gasto total supondrá el 42,5% del total este ejercicio, para disminuir al 41,3%, hasta 479.991 millones, el próximo año.
Con estas previsiones, los objetivos de estabilidad y deuda pública contemplan un déficit máximo del 3,1% del PIB en 2017, frente al 4,6% de este año, que se repartirá entre el 1,1% de la Administración central, el 0,6% de las comunidades autónomas y el 1,4% de la Seguridad Social.
Para 2018, el déficit público deberá bajar hasta el 2,2%, lo que equivale a unos 11.000 millones de euros de ajuste, y para 2019 la senda marcada es que el desajuste entre ingresos y gastos disminuya hasta el 1,3%. La deuda pública estimada será del 99% del PIB el año que viene, para posteriormente bajar hasta el 97,7% en 2018 y al 95,4% en 2019.
También se revisa al alza de la regla de gasto, establecida desde el año 2014 en el 1,3%, y que para 2017 pasará a ser del 2,1%, para aumentar en 2018 al 2,3% y en 2019 al 2,5%.