Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estrasburgo paraliza el desalojo de un bloque de viviendas en Salt ocupado en marzo

El Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha paralizado cautelarmente el desalojo previsto para este miércoles de un bloque de viviendas de Salt, ocupado desde marzo y en el que viven 43 personas, de ellos 21 adultos y 22 niños. La Plataforma para los afectados por la Hipoteca (PAH) presentó un recurso al ente de justicia europeo que ha pedido frenar el desahcio hasta que el Gobierno explique qué hará con las personas desalojadas.

Las 43 personas residentes en las viviendas vacías, propiedad del llamado banco malo o Sareb, conviven en los inmuebles desde hace siete meses tras perder sus casas por impago. 
Viven en régimen de comunidad, tienen un huerto y cada uno aporta lo que puede para la supervivencia de todas las familias.
Lo ha hecho después de que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) presentara un recurso ante el tribunal europeo, que ha aplazado el desalojo como mínimo hasta el 29 de octubre, ha informado la plataforma.
El abogado de la defensa, Benet Salellas, ha explicado que el tribunal europeo pide al Gobierno central "qué medidas piensa tomar" con las personas que viven en el edificio si son desalojadas, y le ha dado hasta el 29 de octubre para dar una respuesta.
Salellas ha celebrado que se trata de un "precedente" por vía penal que puede ayudar a paralizar situaciones similares al edificio de Salt, propiedad de la Sareb.
Cerca de un millar de personas se había concentrado a las puertas del edificio ocupado en Salt, entre ellos diputados de ICV-EUiA y la CUP, y la plataforma ha agradecido la movilización, contra la decisión de la Audiencia de Girona que dio luz verde al desalojo.