Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orange critica al excesiva fiscalidad a los operadores en España y pide unificar las tasas

Paillassot insta a mejorar el sistema de subastas del derecho del fútbol para "evitar la especulación"
El consejero delegado Orange España, Laurent Paillassot, ha criticado la fuerte presión fiscal a la que están sometidas las operadoras de telecomunicaciones en España, por lo que ha reclamado al nuevo Gobierno que lleve a cabo una reforma fiscal que "unifique y centralice" el pago tasas.
En el XXX Encuentro de las Telecomunicaciones y la Economía Digital organizado por Ametic, Paillassot ha incidido en que es necesario "revisar y organizar" la fiscalidad del sector en su conjunto, ya que las inversiones necesitan un entorno de incertidumbre y seguridad, para que sea similar al régimen que tiene Telefónica desde 1987 en el mercado de la telefonía fijo.
Así, ha subrayado que los operadores de telecomunicaciones, además de los impuestos regulares, pagan al año 3.000 millones de euros en impuestos singulares. Así, ha detallado que están gravados con más de 20 tasas propias, como las de uso de espectro, el empleo de dominio público o la de financiación de la televisión pública.
En su opinión, esto genera una "gran inseguridad fiscal y jurídica", ya que están haciendo frente cada año a la imposición de nuevas tasas locales, autonómicas y nacionales. "En este tema, la fiscalidad no es sinónimo de validez jurídica", ha agregado Paillassot.
El consejero delegado de Orange España ha afirmado que a veces tiene la sensación de que se ve a los operadores más como "fuente de fondos" que como "contribuidores al progreso del país y ha criticado que la presión fiscal "no ha parado de crecer" en los últimos años pese al fuerte impacto que ha tenido la crisis en las inversión.
ESPECULACIÓN EN EL FUTBOL.
Por otro lado, ha señalado que otro de los aspectos que se deben solucionar para contribuir al desarrollo de la digitalización de España es el referente a los derechos del fútbol, ya que el sistema actual distorsiona la competencia en la televisión y hace que los clientes a los que no les gusta el fútbol acabe pagando por esos derechos.
En este sentido, ha criticado el casi monopolio que tiene el operador incumbente en este mercado, con alrededor de un 85% de la cuota de mercado, lo que junto con la regulación mayorista de acceso a contenidos obliga a los operadores a comprar el fútbol "al precio que sea" para no perder cuota de mercado.
Asimismo, ha agregado que está situación se ha agravado por el sistema de subastas con el que se gestionan los derechos del fútbol, que dispara los precios hasta niveles por encima de lo que el consumidor está dispuesto a pagar y le obliga a vender los contenidos por debajo de su coste. Por ello, ve necesario mejorar este sistema para "evitar la especulación".
El tercer aspecto que, según Paillassot, debe resolverse es que la regulación mayorista en el mercado de la fibra esté disponible "cuanto antes y a un precio adecuado" para regular la competencia y evitar así que seis o siete millones de hogares queden fuera de un mercado competitivo. A este respecto, ha añadido que la fecha de septiembre de 2017 marcada es un plazo demasiado tardío.
En este sentido, ha agregado que en el "importante despliegue de fibra" que está llevando a cabo España será el operador incumbente, Telefónica, el que llevará el despliegue más lejos, pero ha insistido en que es necesario redondear la regulación para lograr que el desarrollo digital de España se acelere.
Paillassot ha destacado que la CNMC ha hecho un buen trabajo fomentado la inversión en redes, pero ahora es necesario que fomente la competencia en zonas donde "no es viable económica y técnicamente" tener una segunda red de fibra.