Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OIT pide al Gobierno que tenga en cuenta las necesidades de los trabajadores a la hora de fijar el SMI

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha pedido al Gobierno que tenga en cuenta, tras consultar a las organizaciones de trabajadores y empresarios, las necesidades de los trabajadores y de sus familias y los factores económicos, siempre que sea posible, para determinar el nivel de los salarios mínimos.
Así lo ha determinado la OIT, tras concluir el procedimiento de reclamación que CC.OO. y UGT presentaron hace tres años por entender que el Gobierno estaba vulnerando el convenio 313 de la OIT en relación a la fijación de salarios, según han afirmado los sindicatos en un comunicado conjunto.
Los sindicatos denunciaron el incumplimiento del Gobierno porque creían que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) había acumulado pérdidas del poder adquisitivo, se encontraba "muy por debajo" del objetivo europeo del 60% y porque había estado congelado desde el 2011 en un valor que no permitía "un nivel de vida digno".
Del informe de la OIT se desprende que el Gobierno ha defendido su actuación amparándose en el contexto económico y financiero y en el número de trabajadores perceptores del salario mínimo y en el carácter coyuntural de las decisiones de contención en la cuantía del SMI.
La OIT también cree que el Gobierno y los interlocutores sociales deberían, en el marco del diálogo social, reformar el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores para "asentar sobre nuevas bases la determinación anual del SMI por el Gobierno y para evitar que se produzcan pérdidas en el poder adquisitivo".
El Gobierno deberá, según la OIT, consultar "exhaustivamente" a las organizaciones sindicales y empresariales para garantizar que estas tengan pleno conocimiento de todas las informaciones necesarias y cuenten con el tiempo suficiente para fijar su posición.
Asimismo, también ha invitado al Ejecutivo a que facilite la información para que la comisión de expertos en aplicación de convenios y recomendaciones pueda analizarla.
CC.OO. y UGT creen que el incremento del 8% del SMI para 2017 sigue situando los salarios "muy por debajo de los niveles requeridos desde el punto de vista de la justicia social o del desarrollo económico", ya que "no garantiza las condiciones mínimas de subsistencia, está por debajo del objetivo fijado en la Carta Social Europea, del promedio de los países de la Unión Europea y del nivel que correspondería para un país con el desarrollo, la productividad y la riqueza de España.
Los sindicatos creen que el "toque de atención" que da la Organización Internacional del Trabajo al Gobierno de Mariano Rajoy debería provocar "un cambio en la política desarrollada hasta ahora por el Ejecutivo español.