Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OHL ratifica su compromiso con México con una inversión de unos 330 millones en 2017

OHL, a través de su filial OHL México, ha ratificado su "compromiso" con este país, en el que prevé invertir 7.500 millones de pesos (unos 330 millones de euros) durante el ejercicio 2017, según informó la compañía.
El grupo que preside Juan Villar-Mir considera México como un país estratégico "para seguir invirtiendo y con grandes oportunidades de crecimiento, a pesar de la incertidumbre que se vive en los mercados nacionales e internacionales".
"Estamos ante desafiantes circunstancias tanto nacionales como internacionales, que han provocado diferentes ajustes en la economía mexicana, pero para OHL México esto representa una gran oportunidad de crecimiento, que nos permite seguir contribuyendo al desarrollo socioeconómico del país", indicó en un comunicado el director general de OHL México, Sergio Hidalgo Monroy.
Así, entre las prioridades del grupo para este año en el país Norteamericano figura la conclusión de la autopista Atizapán-Atlacomulco, cuya conclusión completa está lista para el verano de 2018.
Además, OHL México analiza actualmente una serie de proyectos, especialmente aquellos relacionados en la movilidad en las grandes ciudades, "siempre con el compromiso de cumplir en tiempo y forma con los compromisos que adquiera en cada proyecto que participe".
OHL está presente en este país a través de OHL México, su filial cotizada de concesiones, que cuenta con una cartera de siete autopistas en el país, entre las que destaca el Circuito Exterior Mexiquense y la autopista Urbana Norte.
México es el tercer mercado por ingresos de la constructora del grupo Villar Mir, dado que aporta el 18% del total, por detrás de Estados Unidos y Canadá (30,5%) y España (19,4%), según datos de cierre de la primera mitad de 2016.