Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCU critica la "gran diferencia" entre la velocidad de Internet real y la prometida por los operadores

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha criticado la "gran diferencia" que existe entre la velocidad prometida por los operadores y la real en los contratos de acceso a Internet, según se desprende de los datos obtenidos en cerca de 8.000 mediciones llevadas a cabo por la asociación.
La OCU lanzó hace un mes la campaña 'Dame la Velocidad que Pago' para reclamar que se garantice la velocidad de Internet ofertada por las operadoras, que incluía la posibilidad de que los usuarios realizaran mediciones de su velocidad a través de una herramienta puesta a disposición por la organización.
Teniendo en cuenta aquellos servicios en los que han participado al menos 50 usuarios, la OCU destaca que en aquellos con tecnología ADSL/VDSL se obtiene de media tan solo un 50% de la velocidad indicada como contratada.
En el caso de las conexiones a través de fibra/cable, las mediciones realizadas por los internautas con la herramienta de la OCU apuntan que la situación es mejor al lograrse velocidades que alcanzan hasta el 86% de la velocidad prometida por el operador.
A pesar de los mejores resultados globales que arrojan las mediciones realizadas sobre líneas de fibra óptica, en las líneas en las que la velocidad de descarga prometida es mayor, es decir, las de 300 megas, las diferencias entre velocidad real y contratada es muy significativa, pues solo llega al 60% de lo prometido.
En este mes se han hecho cerca de 8.000 mediciones de velocidad, de las que un 41% han sido sobre líneas de ADSL/VDSL y un 55% sobre Fibra Óptica/cable. De todas ellas, un 38% de los usuarios son clientes de Movistar, un 21% de Vodafone-Ono, un 14% de Jazztel y un 11% de Orange.
Para la asociación, estos datos confirman la necesidad de que se obligue a los operadores a informar a los usuarios, antes de contratar, de la velocidad real que soporta su línea y de que aquellas garanticen al menos el 80% de esa velocidad real.
Por ello, anima a los internautas a que se unan a su campaña a través de su plataforma Movilízate y a que realicen mediciones con el fin de sustentar con datos reales las peticiones de cambio normativo que se van a trasladar a las autoridades.