Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OCU solicita a Bruselas acceder al expediente de resolución de Banco Popular

La organización estudia otras vías judiciales o extrajudiciales
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha remitido una carta a la Comisión Europea en la que solicita al ejecutivo comunitario el acceso al expediente íntegro del procedimiento de resolución de Banco Popular.
En el escrito, OCU también solicita el acceso a la valoración de la entidad financiera realizada por un experto independiente (Deloitte), --que estableció un valor de entre 2.000 y 8.200 euros negativos--, así como a todas las notificaciones o comunicaciones intercambiadas entre los distintos organismos intervinientes durante el procedimiento de resolución de la entidad.
La organización de consumidores se ampara en el derecho de acceso a documentos reconocido en el artículo 42 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en nombre de todos los clientes del Popular afectados por la pérdida de sus acciones tras su adquisición por parte del Santander.
OCU considera "imprescindible" esclarecer las responsabilidades y examinar a conciencia toda la documentación vinculada a este proceso, así como el estudio de las comunicaciones con las autoridades supervisoras.
Para OCU, acceder a este expediente permitirá obtener información de utilidad de cara a las futuras acciones que la Organización está planteando en defensa de los pequeños inversores y accionistas minoritarios que han perdido toda su inversión tras esta operación.
El pasado 12 de junio, OCU presentó ante la Audiencia Nacional una querella contra la cúpula del Banco Popular como la primera de las acciones en defensa de los pequeños inversores y los accionistas minoritarios que tiene pensado emprender.
Esta querella está dirigida contra los antiguos administradores del Banco responsables de la última ampliación de capital en 2016 y contra la auditora PwC, a los que acusa de los presuntos delitos de falsedad contable y estafa a los inversores.
Además, la organización ha informado de que continúa estudiando otras vías posibles, judiciales y extrajudiciales, que permitan a los afectados obtener una compensación por el perjuicio sufrido. Hasta la fecha, más de 16.600 afectados por la resolución de Popular se han puesto en contacto con OCU.