Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE respalda la política fiscal expansiva de Trump

Las perspectivas de una postura fiscal más expansiva por parte de la nueva Admninistración estadounidense presidida por Donald Trump han recibido este lunes el aval de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que a falta de conocer los detalles de las iniciativas del nuevo presidente, considera los planes de invertir en infraestructuras y rebajas de impuestos "consistentes" con las recomendaciones de la institución internacional.
"El diablo está en los detalles", apuntaba en rueda de prensa el secretario de la OCDE, el mexicano Angel Gurría, quien reconoció que "las señales apuntan a cierta postura expansiva e inflacionista y son consistentes con las recomendaciones que la OCDE ha venido haciendo los últimos dos años".
De este modo, ante la expectativa del estímulo económico derivado de las nuevas políticas fiscales de la presidencia Trump, el 'Club de los países ricos' ha revisado al alza su previsión de crecimiento para EEUU, que en 2016 se expandirá a un ritmo del 1,5%, una décima más de lo previsto en septiembre, mientras que en 2017 crecerá un 2,3%, dos décimas más de lo anticipado anteriormente, mientras que un año después llegará al 3%.
En concreto, los pronósticos de la OCDE cifran el impacto positivo en el PIB del estímulo fiscal previsto en alrededor del 0,4% el próximo año y algo más del 0,8% en 2018, aunque subraya los considerables riesgos de estos pronósticos, ya que las medidas pueden ser "mayores o menores" de lo asumido en las proyecciones.
"La nueva Administración comenzará a implementar sus nuevas medidas el próximo año y en este contexto se prevé que la postura fiscal sea más expansiva por el aumento del gasto público y el incremento de la inversión, mientras se bajan los impuestos", apunta la OCDE en su informe 'Perspectiva económica mundial', donde señala que este estímulo servirá de impulso a la economía, particularmente en 2018, aunque advierte de la importancia de garantizar la sostenibilidad de las cuentas públicas en el medio plazo.
"Hay una expectativa del mercado de que si se aplican rebajas de impuestos y se invierte en infraestructuras habrá un aumento de la actividad económica", añadió Gurría, recordando que "el mercado siempre va por delante y aún deben confirmarse".
A este respecto, Ángel Gurría reiteró que por el momento "no hay nada oficial, sólo intenciones", aunque reconoció que existe un amplio consenso sobre la necesidad de que EEUU modificase su fiscalidad de las empresas, rebajando el tipo impuesto a las ganancias que obtienen fuera del país, ya que hasta ahora resultaba más interesante para las multinacionales mantener el dinero 'aparcado' fuera de EEUU o realizar operaciones de compra y fusiones más que repatriarlo para invertir.
Por otro lado, la OCDE apuesta por una subida gradual de los tipos de interés de la Reserva Federal, aunque subraya que la política monetaria "tiene que adoptar un camino prudente".