Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE mejora su previsión de crecimiento mundial al 3,5%, pero admite que es insuficiente

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha revisado dos décimas al alza su pronóstico de crecimiento para la economía mundial, que en 2017 alcanzará el 3,5%, mientras que ha confirmado su anterior estimación del 3,6% para 2018, advirtiendo de que esta modesta recuperación no será suficiente para mejorar la calidad de vida y frenar la creciente desigualdad.
"Mejor, pero no suficientemente buena", indicó el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, al referirse a la evolución de la economía, apuntando que "después de 10 años, aún no se ha alcanzado la velocidad de crucero anterior a la crisis".
En este sentido, el 'Club de los países desarrollados' advierte de que la recuperación del mercado laboral en los últimos años se ha sustentado sobre un empleo "de calidad más precaria".
Asimismo, la economista jefe de la OCDE, Catherine Mann, subrayó que la recuperación actual resulta insuficiente para dar respuesta a las expectativas de la gente.
De este modo, la economista de la OCDE expresó la necesidad de que los gobiernos no sean complacientes, puesto que mejores decisiones en materia fiscal, estructural e internacional contribuirán a mejorar el bienestar de los ciudadanos.
MENOS CRECIMIENTO EN EEUU Y REINO UNIDO.
Las últimas previsiones de la OCDE apuntan a un crecimiento más débil de la economía de EEUU, que en 2017 se expandirá a un ritmo del 2,1%, frente al 2,4% estimado el pasado mes de marzo, mientras que para el próximo año la organización espera un crecimiento del 2,4%, cuatro décimas menos.
En el caso de Reino Unido, la OCDE ha recortado dos décimas su anterior pronóstico de crecimiento para 2017, cuando prevé una expansión del 1,6%, que se ralentizará en 2018 hasta el 1%.
Por su parte, la OCDE ha mejorado sus expectativas con respecto a la economía de la zona euro, cuyo crecimiento alcanzará el 1,8% este año y el siguiente, dos décimas por encima respectivamente de las anteriores previsiones de la organización.