Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva Pescanova sostiene que su propuesta "mejora los convenios vigentes en el sector" y garantiza el empleo

La dirección de Nueva Pescanova ha sostenido que, en el marco de la negociación de los convenios colectivos de las plantas de elaboración y frigoríficos del grupo, ha ofrecido "desde el inicio unas condiciones laborales que mejoran los convenios vigentes en el sector", y ha defendido, además, que su intención es "conseguir un convenio que garantice el empleo".
Así lo ha trasladado en un comunicado remitido este sábado, con posterioridad a una asamblea convocada por CIG, UGT, CUT y USO, en la que han participado unos 400 trabajadores, que han acordado denunciar ante la Inspección de Trabajo la "mala voluntad de negociar" de la empresa, así como "cortar" las horas extra y esperar a las siguientes reuniones para valorar otras acciones.
Pese a las críticas recibidas estos días por estos sindicatos y CC.OO., la dirección de la multinacional ha remarcado que ha "velado siempre por sus empleados", a los que considera como "su principal activo", y ha mantenido que "no ha escatimado dedicación ni recursos humanos a la hora de atender las demandas de los trabajadores en el marco de la mesa negociadora del convenio".
"VOLUNTAD NEGOCIADORA"
En este sentido, ha reiterado su "voluntad negociadora y de diálogo, adoptada desde el inicio de las negociaciones" por entender que es "la base para alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes"; y ha garantizado que "continuará cumpliendo, como hasta ahora", el calendario de reuniones acordado.
Finalmente, la dirección de la multinacional gallega ha apuntado que espera conocer una propuesta concreta de los trabajadores en las próximas reuniones, previstas para los días 31 de enero y 1 y 2 de febrero en los distintos centros de trabajo.
CRÍTICAS DE LOS SINDICATOS
En los últimos días, los sindicatos CIG, UGT, CUT y USO por un lado, y CC.OO. por otro, han denunciado públicamente que la propuesta de convenio de la empresa es "precarizadora" y supone "trabajar más horas y ganar menos", ante lo que todos ellos han trasladado su rechazo "unánime" y han advertido la posibilidad de organizar movilizaciones.
Entre otras cuestiones, critican que la empresa intenta "echar abajo" el convenio vigente, "que se consiguió a base de mucho esfuerzo", e imponer un convenio "que se asemeja más al estatal" y que supone empeorar sus condiciones mientras se hacen "fichajes estrella con salarios impresionantes" y los responsables encargados de las negociaciones "cobran bonus escandalosos".