Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nepal rescinde a San José el contrato de construcción de su mayor aeropuerto

La constructora emprenderá medidas en defensa de sus intereses
Nepal ha rescindido al Grupo San José el contrato de obras de construcción del mayor aeropuerto del país, un proyecto que le adjudicó a finales de 2012 por 54 millones de euros, ante un supuesto "incumplimiento de las obligaciones contractuales".
La compañía que preside Jacinto Rey considera que la anulación del contrato "carece de fundamentos legítimos", por lo que emprenderá "todas las medidas que contempla el contrato en defensa de sus intereses".
Además, indica que antes de que Nepal, a través de la Civil Aviation Authority, resolviera el contrato, la empresa había trasladado "reiteradamente" a este órgano "una serie de reclamaciones".
"La respuesta del cliente a estas reclamaciones ha sido la resolución del contrato", asegura San José en una notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Nepal rescinde el contrato cuando San José aún cuenta con una cartera de trabajos pendientes por acometer estimada en unos 38,5 millones de euros, según datos de la constructora, que asegura que aún no está en disposición de calibrar el impacto de esta anulación en sus cuentas anuales.
OBRA LOGRADA EN 2012.
El proyecto rescindido consiste en el contrato de ampliación y remodelación del aeropuerto internacional de Kathmandu, el mayor de Nepal, una obra que San José se adjudicó en diciembre de 2012 y que estaba íntegramente financiada por el Banco Asiático de Desarrollo (ADB).
El contrato reforzó el negocio que la compañía ya tenía en el país, donde estaba construyendo once estaciones para el metro de Navi Bombay y una autopista.
En concreto, según informó entonces el grupo español, el proyecto abarcaba la reforma y ampliación de la terminal internacional del aeródromo y de su pista de aterrizaje, la instalación de un nuevo sistema de transporte de equipajes y la ampliación de la zona de estacionamiento de aviones, entre otros trabajos.
Nepal pretende que una vez concluya la obra, el aeropuerto pueda operar las 24 horas del día, tenga capacidad para atender un tránsito de 3,5 millones de pasajeros y para el movimiento de aviones de mayor envergadura y tonelaje.