Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navantia aplaza un mes la botadura del buque para la Armada ante las presiones del comité de empresa

El corte de chapa para el primero de los dos AOR para Australia está programado para el 15 de junio
La botadura del buque de acción marítima (BAM) que Navantia Ferrol construye para la Armada Española, prevista para el 24 de mayo, ha sido finalmente aplazada ante el bloqueo puesto en marcha desde el comité de empresa, que ha impedido el traslado hasta la grada y la colocación sobre la plataforma de la superestructura y el palo.
Así lo han asegurado fuentes consultadas por Europa Press, que han señalado que la dirección baraja ahora retrasar este acto para el día 23 de junio, casi un mes más tarde. Además, la botadura podría realizarse a puerta cerrada, como un acto interno del astillero ferrolano y sin la presencia de invitados.
Desde el comité de empresa decidieron poner en marcha estas medidas de "no colaboración" tras los cambios realizados en las presidencias tanto de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) como de la propia Navantia.
Además, en alusión a al sentencia del Tribunal Supremo (TS) que invalidó IV Convenio Colectivo y obligó a la empresa naval pública a aplicar el anterior convenio, el presidente del comité ferrolano, Javier Galán (CC.OO.), ha reclamado a la SEPI, a Navantia o al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que pongan "algún gesto" encima de la mesa.
BUQUES AUSTRALIANOS
En otro orden de cosas, el inicio de la construcción de los dos buques del tipo AOR (Auxiliary Oiler Replenishment) para la Armada de Australia, del estilo 'Cantabria' de la Armada española, está previsto para el 15 de junio, con el corte de chapa en las propias instalaciones del astillero ferrolano, según han apuntado fuentes conocedoras de este programa.
Se trataría del primer hito de los previstos en este proyecto internacional, en donde la antigua Bazán se encargaría de fabricar de manera íntegra estos dos buques, destinados a dar apoyo logístico a otro tipo de barcos militares de menor tamaño.
A lo largo de los últimos meses la sala técnica de Navantia Ferrol ha venido trabajando intensamente en este proyecto, que de iniciarse el 15 de junio con el corte de chapa, tal y como está previsto, comenzaría su fase constructiva en el plazo establecido, tras el encargo realizado desde Australia en mayo de 2016.
'GAÑEMOS CC.OO.'
Por otra parte, en un comunicado, la corriente crítica de Comisiones Obreras en Navantia Ferrol, denominada 'Gañemos CC.OO.', ha reclamado que la negociación del nuevo plan industrial de Navantia sea abordado desde los comités de empresa de los centros de trabajo y no por las federaciones sindicales.
Este colectivo asegura que tal y como recoge el Estatuto de los Trabajadores (ET) "los comités de empresa de Navantia pueden negociar el plan industrial a pesar de no existir un comité intercentros". Frente a ello, considera que afirmar lo contrario es "un insulto a la inteligencia". "Equivale a decir que las amplias atribuciones que el Estatuto de los Trabajadores otorga a los comités desaparecen por la inexistencia de un órgano no obligatorio, como el intercentros", ha señalado.
Además, ha advertido de que en caso de que "la SEPI negocie con las federaciones sindicales el nuevo plan industrial o convenio colectivo, ambas partes estarán cometiendo un ilegalidad".