Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadal ve "lógico" que haya diferencias entre Guindos y Montoro, pero niega discrepancias personales

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha negado que existan discrepancias personales entre los ministros de Hacienda, Cristobal Montoro, y Economía, Luis de Guindos, y ha asegurado que es "lógico" que ambos mantengan a veces "posturas diferencias" a la hora de gestionar sus competencias.
En la presentación del libro 'La Revolución Digital', Nadal ha recordado a modo de ejemplo cuando Hacienda quería emitir mucha deuda para pagar el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y al Ministerio de Economía le preocupaba emitir mucha deuda y tener problemas en los mercados.
"Ambos objetivos son loables y lógicos, ambos ministerios tienen que actuar en función de sus ámbitos de competencia y de los intereses generales que ellos defienden específicamente. Al final esas posturas se concilian", ha asegurado.
En este sentido, Nadal ha recordado que ha estado cuatro años y medio en la Oficina Económica de Moncloa y eso es lo que ha visto en este periodo, en el que siempre se ha dicho lo mismo sobre la relación entre los titulares de las carteras de Hacienda y Economía.
"Todo lo demás es querer convertir diferencias lógicas de defensas de intereses generales específicos y concretos dependiendo de las competencias de cada ministerio en querellas personales, que no las ha habido", ha subrayado.
Preguntado por la posible subida del Impuesto de Sociedades, Nadal ha rehusado pronunciarse hasta que no haya un anuncio del Gobierno y los grupos parlamentarios lleguen a un acuerdo sobre el papel con las medidas complementarias que se tienen que enviar a Bruselas para lograr cumplir los objetivos de déficit.