Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadal aboga por una postura consensuada en el segundo dividendo digital para liberar espectro para el 5G

El Gobierno buscará diálogo con todas las partes afectadas para lograr esta "prioridad" evitando molestias a los ciudadanos
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha incidido en que el desarrollo del 5G es una de las prioridades del Gobierno español y de la Comisión Europea (CE), por lo que ha incido en la importancia de buscar una postura "consensuada" entre todos los actores implicados para abordar el segundo dividendo digital y evitar molestias a los ciudadanos.
Durante su comparecencia ante la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso de los Diputados, Nadal ha incidido en que la implantación del 5G es una de las bases del desarrollo tecnológico, por lo que la liberalización de la frecuencia de los 700 Mhz, actualmente ocupada por las cadenas de televisión, ha sido calificada de prioritaria por la CE.
Para llevar este proceso a cabo, Nadal ha incidido en la necesidad de comenzar un proceso de diálogo con todas las partes afectadas para poder liberar esta banda "de forma consensuada", evitando molestias a los ciudadanos y garantizando que se mantiene el servicio de Televisión Digital Terrestre (TDT).
Abordar el segundo dividendo digital es uno de los aspectos más importantes en el proceso de desarrollo de la Ley General de las Telecomunicaciones, que también tiene entre sus puntos claves el plan nacional de extensión de la banda ancha ultrarrápida.
El Gobierno quiere garantizar con este programa que en 2020 el 98% de la población tengo una cobertura de al menos 30 Mbps, mientras que el 2% restante pueda estar conectado a esta velocidad mediante satélites y otras tecnologías inalámbricas.
En este contexto, Nadal ha reivindicado la posición aventajada de España en despliegue de redes, ya que es la país con mas fibra hasta el hogar de Europa, y ha incidido en la importancia de mantener esta línea, ya que es un elemento de cohesión social y territorial, así como de desarrollo económico de todo el territorio.
El ministro ha destacado que España ha alcanzado ya una cobertura del 70% en redes de 100 Mbps, de los que un 63% de la población tiene acceso mediante fibra y el 7% restante a través de cable coaxial. Además, ha remarcado que la cobertura de 4G es ya del 94% de la población y que España es país líder en terminales inteligentes.
En este contesto, Nadal ha incidido en que la apuesta de Europa por el 5G y el despliegue acelerado de redes ayudará a recuperar el terreno perdido en los últimos años en el mundo digital, ya que tanto España como la región en su conjunto no se pueden permitirse "perder el tren de la digitalización y las nuevas tecnologías".
Así, ha remarcado que en España la economía digital representa ya el 5% del PIB, una cifra que es muy inferior al 20% que supone a nivel mundial, lo que convertiría a la economía española de Internet, que hace 40 años no existía, en la cuarta del mundo por valor añadido tras Estados Unidos, China y Japón.
FISCALIDAD
Por otro lado, Nadal ha asegurado que el Gobierno ha recibido con "gran satisfacción" la propuesta de Bruselas de reducir el IVA de los libros y publicaciones digitales, que en España bajará del 21% al 4%, ya que era "un absurdo" la gran diferencia que existía hasta ahora entre los mismos contenidos en formato físico y digital.
En lo referente a la tributación directa, se ha mostrado a favor de plantear que una empresa pague impuestos donde presta la actividad económica y no donde esté su cabecera, como ocurre actualmente, ya que no es razonable que las compañías sólo tributen donde los impuestos son más bajos.
Asimismo, Nadal ha reclamado que las empresas del sector de la economía colaborativa tengan tanto la misma regulación como la misma fiscalidad que las que prestan el mismo servicio u ofrecen el mismo producto de forma tradicional, para garantizar así un tratamiento equivalente.