Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Multa récord de 1.700 millones a seis grandes bancos por manipular el Euríbor

La Comisión Europea ha impuesto una multa récord de 1.700 millones de euros, la más alta de la historia, a seis grandes bancos internacionales y europeos -Deutsche Bank, Royal Bank of Scotland, Société Général, JPMorgan, Citigroup y RPMartin- por participar en un acuerdo ilegal para manipular tipos de interés de referencia como el Euríbor. Barclays y UBS también participaron en los cárteles pero se libran de las multas por ser los primeros en delatar su existencia ante Bruselas.

"Lo que es impactante en los escándalos del Líbor y del Euríbor no es sólo la manipulación de los índices de referencia sino también la colaboración entre bancos que deberían competir entre ellos", ha denunciado el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia. "La decisión de hoy es una señal fuerte que muestra la determinación de la Comisión de luchar contra estos cárteles en el sector financiero y sancionarlos", ha resaltado.
En concreto, cuatro de las entidades -Barclays, Deutsche Bank, Royal Bank of Scotland y Société Général- participaron en un cártel entre 2005 y 2008 para manipular derivados del Euríbor. Barclays se libra de una sanción de 690.000 euros por ser la primera entidad que denunció la existencia del cártel, mientras que las otras tres entidades han visto rebajadas sus multas por colaborar. El Ejecutivo comunitario mantiene procedimientos abiertos contra Crédit Agricole, HSBC y JPMorgan y seguirá la investigación.
Seis entidades -UBS, RBS, Deutsche Bank, JPMorgan, Citigroup y RPMartin- participaron en uno o varios acuerdos bilaterales entre 2007 y 2010 sobre productos derivados de tipos de interés referenciados al yen japonés. UBS se libra de una multa de 2.500 millones de euros por ser el primer banco que denunció la existencia del cártel.