Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moscovici dice que España "no puede quejarse" de la Comisión y recuerda que no la multó pese al déficit

El comisario urge a implantar la unidad de mercado en España y se queja de la "fragmentación" de los servicios de Empleo
El comisario Europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, ha señalado que España no puede quejarse de la Comisión Europea, y ha recordado que el pasado año perdonó la multa prevista por incumplir los objetivos de déficit comprometidos con Bruselas.
"Honestamente, creo que no pueden quejarse de ella. Se me han quejado a menudo como si mi intervención fuera política, pero es amistosa", ha aseverado Moscovici este jueves en el Congreso, durante su intervención en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para la Unión Europea.
A renglón seguido, ha recordado que el Ejecutivo europeo "rechazó sancionar" a España, además de otros países, "por su déficit". "La Comisión simplemente estaba aplicando reglas que eran buenas, inteligentes, de flexibilidad. Esta Comisión es seria, pero también es amiga del crecimiento, y de esta manera podremos continuar funcionando correctamente", ha manifestado.
En este sentido, ha señalado que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea son "normas" que han de aplicarse "con inteligencia". "No se trata de una catedral sagrada, sino un marco que tenemos para trabajar y tenemos que continuar en ello", ha subrayado.
LA DEUDA, "ENEMIGO PÚBLICO NÚMERO UNO"
El comisario europeo ha hecho estas valoraciones después de las críticas recibidas durante su comparecencia por parte de Unidos Podemos, cuyo portavoz en la Comisión, Pablo Bustunduy, ha criticado que el la UE "no hiciera nada" cuando los Estados rescataron a los bancos --al contrario, en algunos casos, ha dicho, lo "alentaron"-- para "socializar las pérdidas" del sector financiero.
Asimismo, ha criticado que esto provocó el aumento de la deuda y el déficit y la llegada de las políticas de austeridad. "Son ustedes los que han hecho esto. La aplicación dogmática y cerril de las políticas de austeridad son las que han empobrecido nuestro pueblo y han desmantelado de manera irreversible sistemas de educación y sanidad", ha acusado
Moscovici ha dicho "no compartir" las acusaciones de que la Comisión fuera responsable de la austeridad, y tampoco que la austeridad haya sido provocada por la "crisis". "Lo que ha precipitado es exigir reformas estructurales. Había que hacer ajustes presupuestarios", ha apostillado, señalando que "la deuda es el enemigo público número uno de la justicia social".
Aunque ha reconocido que "no hay una única manera de combatir el déficit público", ha manifestado que "reducirlo es reducir un problema y es tener más margen de maniobra".
RECETAS PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD
Por otro lado, Moscovici ha defendido que "la idea de la cohesión social impregna todas las recomendaciones" de la Comisión y ha planteado varias propuestas para abordar los problemas que, pese a los datos de crecimiento, detecta en la economía española, como los "elevados niveles de deuda pública y privada", el paro juvenil y de larga duración, y la productividad.
El comisario ha señalado que existe "cierta fragmentación" en los servicios de empleo en España, y ha recomendado más inversión en investigación y ciencia, acelerar la implantación de la unidad de mercado y abordar el "reto del sistema educativo que no da respuesta a retos de productividad".
Respecto a la reducción del déficit, ha destacado que la reducción a niveles por debajo del 3% es "importante para que España tenga credibilidad", y respecto a las medidas planteadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, ha destacado la futura puesta en marcha del 'spending review', la revisión del gasto de todas las administraciones: "Me interesa muchísimo", ha confesado.