Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's mantiene en negativa la perspectiva de Telefónica tras anunciar desinversiones en Telxius y O2

Moody's mantiene en negativa la perspectiva sobre el rating de Telefónica tras el anuncio por parte de la compañía de su intención de desinvertir en Telxius y O2 mediante la colocación de acciones en Bolsa.
"Vemos el anuncio de Telefónica de que prevé vender sus acciones tanto en Telxius como en O2 como una parte del plan para desapalancarse antes de que finalice el año", explica el vicepresidente senior de Moody's, Carlos Winzer.
Estas iniciativas muestran "el compromiso" de la empresa con el despalancamiento y con el objetivo de cumplir con la ratio de apalancamiento de 2,35 prevista para diciembre de 2017, señala.
La agencia de calificación espera que la reducción de deuda ronde los 14.000 millones y advierte de que, a la vista de la actual volatilidad del mercado, existen riesgos de ejecución en torno a las desinversiones en Telxius y O2.
"Nuestra perspectiva de Telefónica sigue siendo negativa y refleja el hecho de que su rating seguirá siendo débil y de que cualquier desviación en la ejecución del plan de desapalancamiento durante la mitad de 2017 puede conducir a una rebaja de la nota", añade el analista.
Con motivo del XXX Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital organizado por Ametic, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha explicado que, con respecto a Telxius, la intención es sacarla "a cotizar" y "abrirla a inversores sin el ánimo de perder el control operativo".
"Para nosotros, significa una oportunidad de poner en valor un activo que es muy importante dentro del grupo como es esa parte de las infraestructuras y creemos que tiene un atractivo importante para inversores por la rentabilidad que tiene", afirmó.
El presidente de la compañía consideró que "es una buena oportunidad para Telefónica poner en valor una parte de sus activos y al mismo tiempo creemos que es una magnífica propuesta de valor para posibles accionistas", añadió.