Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moody's no cree que Cataluña se independice en los próximos dos o tres años

Moody'sReuters

La agencia de calificación crediticia Moody's considera que las "aspiraciones independentistas" de Cataluña no tienen ningún impacto en los ratings tanto de España como de la comunidad autónoma dada la "baja probabilidad" de que la independencia tenga lugar en los próximos dos o tres años.

Moody's espera que el asunto del independentismo catalán cobre protagonismo en los próximos meses, pero, según el escenario central que maneja, la independencia no se materializará en ningún caso en los próximos dos o tres años. Además, según la mayoría de los observadores, sólo un tercio de los catalanes respalda fuertemente la independencia.
"Por lo tanto, en esta etapa, las aspiraciones independentistas catalanas no son un motor de las calificaciones ni de España ni de Cataluña", afirma la agencia en un comunicado.
En este sentido, remarca que los políticos catalanes han dejado claro que sólo continuarán con el proceso independentista a través de medios legales, así como que la permanencia en la zona euro es un "objetivo político clave".
"En opinión de Moody's, estos objetivos serían difíciles de conciliar con la independencia. Asimismo, no hay en marcha actualmente preparativos prácticos para la independencia", subraya.
Por otro lado, considera que es probable que el Gobierno catalán convoque elecciones anticipadas si el Ejecutivo español declara "inconstitucional" la consulta popular sobre la independencia. Mientras tanto, esperar que aumente el "ruido político" sobre el tema con la defensa de ambas partes de sus posiciones.
Asimismo, Moody's destaca que el apoyo a la independencia se podría vez afectado también por el resultado de las actuales negociaciones entre los Gobiernos regionales y central sobre un nuevo régimen de financiación autonómica.
A este respecto, recuerda que Cataluña se ha quejado desde hace tiempo de que el actual sistema le perjudica en comparación con otras autonomías. "Las conversaciones están en una fase inicial, pero Moody's espera que un sistema reformado sea más beneficioso para Cataluña, aunque sus peticiones de más autonomía fiscal es improbable que se alcancen", agrega.
Por último, apunta que los ratings de España y Cataluña continuarán siendo consecuencia de las previsiones de crecimiento económico, las perspectivas de reducción de deuda y consolidación presupuestaria y, en el caso de Cataluña, del acceso al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).
Sin embargo, la agencia añade que podrían surgir presiones a la baja en los ratings si el debate en torno a la independencia catalana afectará de forma negativa a algunos de estos factores.