Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro defiende unos presupuestos "austeros, difíciles y realistas"

El ministro de Hacienda defiende las cuentas públicas para 2012

Comienza el debate parlamentario en el Congreso de los Diputados

CIU no apoyará las cuentas del Gobierno si no paga la deuda con la Generalitat

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha defendido las cuentas "austeras, difíciles y realistas" que ha aprobado el Gobierno para el año 2012 con el objetivo de reducir el déficit y recuperar la confianza en el país. Montoro ha acudido al Congreso para tratar de convencer al resto de grupos parlamentarios de que apoyen su proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), especialmente a CiU, que ha presentado enmienda de devolución y que amenaza con rechazar las cuentas del Gobierno si no se incluye en ellas la deuda que el Ejecutivo central mantiene con la Generalitat en virtud de lo recogido en el Estatut de Cataluña.
"Un Presupuesto que no tiene nada de amable", ha admitido Montoro durante el debate de las enmiendas de totalidad al Presupuesto en el Congreso, donde ha reconocido que son las cuentas "más austeras" de la democracia, pero también los "más realistas" para superar la crisis que atraviesa el país.
Además, ha asegurado que las cuentas pretenden dar respuesta a las consecuencias que ha dejado la herencia del PSOE y reducir así el déficit público del 8,5%, ya que equilibrar las cuentas es una "absoluta prioridad" para desatascar la financiación del país.
"No hay otro camino, no hay atajos", ha dicho Montoro, quien ha considerado que a nadie le deben incomodar los objetivos de déficit pactados con la UE porque ni son imposibles ni reducirán el crecimiento, como dicen algunos, ya que el Gobierno ha sido "selectivo" con los ajustes y las restricciones de gasto y está garantizado el mantenimiento de los servicios públicos en el futuro.
Debate de enmiendas
Tras la exposición de Montoro, comenzará el turno de intervención de la oposición. Así, los portavoces de los partidos que han presentado enmienda de devolución (PSOE, CiU, IU-ICV-CHA, UPyD, PNV, Amaiur, ERC, BNG, CC-NC y Compromís) irán pasando por el estrado para exponer sus argumentos en contra de las cuentas públicas y para solicita al Plenario que devuelva el proyecto al Gobierno.
Sólo dos partidos de la oposición con representación en la Cámara Baja --el Foro Asturias (FAC) y Unión del Pueblo Navarro (socio electoral del PP)-- han renunciado a presentar enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales. Tampoco lo ha hecho Geroa Bai, aunque en ocasiones precedentes ha optado por apoyar las presentadas por otras formaciones afines como el PNV.
Cuando finalice el debate, se votarán todas las enmiendas conjuntamente, dado que el objetivo es común: devolver el proyecto al Ejecutivo. Sin embargo, la mayoría absoluta con la que cuentan los 'populares' garantizará el rechazo de todos los textos.