Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro: "No he pedido ayuda a Europa sino unidad bancaria"

Montoro había asegura que "España no tiene abierta la puerta a los mercados"

Rajoy y Santamaría envían mensajes más tranquilizadores

El presidente señala que el Ejecutivo tiene la situación controlada

La vicepresidenta asegura que ya se empieza a "confiar" en España

"No he dicho nada que no haya dicho el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy", añadió. Las repercusiones de sus palabras afirmando que España "tenía un problema en los mercados" (con portada en The Wall Street Journal incluida) hace que el ministro de Hacienda matice que no ha pedido en ningún momento ayuda para la banca, sino sencillamente una "unidad bancaria europea" para salir de la crisis.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha aclarado que no ha pedido en ningún momento ayuda para la banca española a las instituciones financieras europeas, sino sencillamente una "unidad bancaria europea" para salir de la crisis.
En declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Senado, Montoro ha salido así al paso de las interpretaciones de muchos medios de comunicación que han visto en las declaraciones del ministro de Hacienda de este martes a Onda Cero una petición de ayuda a la UE.
"Lo que he dicho claramente y lo que viene diciendo el Gobierno es que esperamos la salida de esta crisis con más Europa". "No he dicho nada que no haya dicho el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy", añadió.
Así, recalcó que el Gobierno ve "fundamental" avanzar en la "unión bancaria europea". "Es necesario en este momento", apostilló, para zanjar la cuestión diciendo que "no es la primera vez que un ministro habla así".
Antes, Montoro había insistido en que los acreedores de España no quieren que ésta caiga porque lo que quieren es cobrar. En este sentido, el ministro ha precisado que el problema de España es precisamente su deuda externa, que hay que refinanciar para evitar que al país "se le venga encima" y tenga que afrontar "cancelaciones extremas y exageradas".
Así, ha explicado que una prima de riesgo tan elevada como la española lo que en realidad está diciendo es que España "no tiene abierta la puerta de los mercados", que al mismo tiempo son los acreedores del país. "Pero para pagar esa deuda tenemos que hacer en España los deberes. La prima de riesgo es una manera de presionar y nos está insistiendo en que hagamos en España las reformas cuanto antes para volver a los mercados", ha dicho.
Llamamiento a Europa
En todo caso, Montoro ha asegurado que la llave para que España pueda acceder a los mercados también la tienen las instituciones y autoridades europeas, que también deben hacer reformas y pronunciarse "cada vez con mayor claridad" sobre la viabilidad del euro, "porque está en juego su futuro".
"Las instituciones europeas deben tomar decisiones. Es verdad que esas decisiones llegan no cuando se le ven las orejas al lobo, sino cuando se le ven los colmillos, pero hay que pedirles a todos diligencia, responsabilidad e incluso que se asuman riesgos políticos porque nos estamos jugando Europa", ha afirmado.
En este sentido, el ministro de Hacienda ha resaltado que la puesta en marcha de la unión bancaria europea "debe solucionarse cuanto antes y llegar madura" a la Cumbre europea de finales de junio. "Los tiempos exigen prontitud", ha insistido.
Respecto a los cálculos del presidente del Santander, Emilio Botín, de que los bancos españoles necesitan obtener de Europa unos 40.000 millones de euros para recapitalizarse, Montoro no ha querido entrar en cifras concretas, pero ha dejado claro que el dinero que precisan las entidades financieras del país no supone una "cantidad excesiva ni muy alta".
"El problema es de dónde sacarla, pero no son cifras inalcanzables ni estamos ante un drama preescrito. Son cifras accesibles, pero las instituciones europeas deben ponerse en marcha y facilitar los procedimientos para que tengamos una unión bancaria europea", ha insistido.
Se empieza a "confiar en España"
Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que ya se "empieza a confiar" en España", un país que, según está "hoy a la cabeza del esfuerzo reformista en el conjunto de la Unión Europea". En este punto, ha reclamado una "mayor unidad" en Europa en este momento de "incertidumbre".
"Empiezan a confiar en un país que está dispuesto asumir su responsabilidad y que necesita en momentos de gran incertidumbre para todos una voluntad compartida de mayor unidad en el conjunto de la UE", ha declarado Sáenz de Santamaría.    
Mientras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado ante los senadores del Grupo Popular que Europa tiene que transmitir hacia dónde va y ha mostrado su esperanza de que en 2013 se empiecen a ver los frutos de las reformas que ha emprendido el Gobierno.