Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro confirma que el gasto social superará este año por primera vez los 300.000 millones de euros

Afirma que el techo de gasto de 2017 será suficiente para cumplir con Bruselas y garantizar los servicios públicos
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha afirmado en la sesión de control al Gobierno en el Senado que el gasto social en España va a ser en 2016 "el mayor de la historia", al superar por primera vez los 300.000 millones de euros, que es 4.000 millones de euros superior a lo que se destinó a partidas en 2011 y 57.000 millones más que en 2007.
Montoro ha apuntado que el Gobierno está haciendo "compatible" la austeridad en el conjunto del gasto público con la mejora de la protección social de los servicios propios del Estado de Bienestar en España.
El titular de Hacienda ha señalado que el gasto en Educación y Sanidad ha vuelto a los niveles previos a la crisis y "los ha superado". Este año, añadió, que España ha superado en 1.300 millones el presupuesto de Educación que había en 2001, antes de la crisis, en casi 7.000 millones el de Sanidad, y en 49.000 millones el destinado a protección social.
Asimismo, ha trasladado al senador del grupo popular, Guillermo Martínez Arcas, que el límite de gasto de 2017 sí será suficiente para cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria comprometido con la Unión Europea y para garantizar la prestación de los servicios públicos propios del Estado de Bienestar y que mañana se someterá a votación en el Congreso y la próxima semana en el Pleno del Senado.
Arcas, por su parte, ha afirmado que el PP considera que la calidad en la prestación de los servicios públicos tiene que estar vinculada con "gastar mejor y no más", y que el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria es un elemento "imprescindible" para garantizar la confianza de los inversores y otras medidas de índole fiscal.