Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

México eleva los tipos de interés al 7%, su nivel más alto desde marzo de 2009

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) ha decidido, con un voto en contra, aumentar en 25 puntos básicos el tipo de interés de referencia, que se sitúa así en el 7%, su nivel más alto desde marzo de 2009, con el objetivo de "anclar" las expectativas de inflación, anunció la entidad en un comunicado.
"Desde la última decisión de política monetaria, las condiciones en los mercados financieros nacionales continuaron mejorando. La cotización del peso redujo su volatilidad y registró una apreciación
considerable", señaló el Banco de México.
Asimismo, explicó que "las tipos de interés de corto plazo mostraron un incremento, en línea con las acciones de política monetaria, mientras que los referidos al medio y largo plazo han disminuido".
Por otra parte, afirmó que la actividad económica en México mostró indicios de una cierta desaceleración hacia finales del primer trimestre de 2017 e inicios del segundo.
A este respecto, añadió que la demanda externa mantuvo una "trayectoria positiva", si bien fueron el consumo privado y la inversión las variables que "menor dinamismo" mostraron, debido "a la incertidumbre sobre el futuro de la relación bilateral entre México y Estados Unidos".
De este modo, el instituto emisor del país azteca ha elevado la tasa de referencia diez veces desde diciembre del 2015, lo que equivale a un alza de 400 puntos básicos desde que la Reserva Federal de EEUU diera comienzo a la normalización de la política monetaria en EEUU.
Finalmente, Banxico subrayó que se mantendrá "atento" y con una postura monetaria "prudente" ante los riesgos que aún siguen presentes, y a pesar de que el tipo de referencia se sitúa en línea con el proceso de convergencia eficiente de la inflación objetivo del 3%.