Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merlín lanzará un plan de reforma de sus oficinas y centros comerciales por 200 millones

La socimi participada por Santander y BBVA avanza un aumento del dividendo del 10% para 2017
Merlín Properties lanzará un plan de reforma de su cartera de oficinas y centros comerciales a cinco años que supondrá una inversión total de unos 200 millones de euros, según indicó el consejero delegado de la socimi, Ismael Clemente.
La firma participada por Santander y BBVA cambiará así su estrategia para centrarse en optimizar y poner en valor su cartera de patrimonio, que la convierte en la primera empresa del sector cotizada del país, tras la intensa política de inversiones realizadas en los últimos años con las compras de Testa, Metrovacesa y distintos lotes de activos.
"La compañía entra en una nueva fase", anunció Clemente ante la junta general de accionistas de la firma. "Hemos diseñado un ambicioso plan de reformas para nuestra cartera de activos para los próximos cinco años", anunció.
"Con este plan esperamos mejorar las rentas de los inmuebles en los que se intervenga", añadió el primer ejecutivo de la compañía, que también se ha fijado el reto de elevar la ocupación de los inmuebles heredados de Metrovacesa.
Además elevará su posición en el mercado logístico con la puesta en servicio de las instalaciones que actualmente desarrolla, que suman unos 300.000 metros cuadrados de superficie.
Al cierre de 2016, la socimi contaba con una cartera de edificios de oficinas, centros comerciales y logísticos por valor de 9.824 millones de euros, entre los que figuran activos emblemáticos como la Torre Madrid, uno de los rascacielos del Norte del Paseo de la Castellana o la Torre Agbar de Barcelona.
AUMENTO DEL 10% DE DIVIDENDO.
Merlín avanzó además su intención de elevar en un 10% su dividendo en 2017, cuando prevé repartir 44 céntimos de euro por acción, frente al total de 40 céntimos de euros que abonará este año.
Así, destinará 207 millones de euros a retribuir a los socios, frente a los 160 millones que les repartirá con cargo a 2016. En este caso, tras el dividendo pagado ya a cuenta, resta por repartir 20 céntimos por acción el próximo mes de mayo.
De esta forma, la compañía considera que se situará en el "tramo alto del ratio de retribución en efectivo al inversor a escala internacional", y "por encima de la media del Ibex 35".