Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merlín compra el parque empresarial 'Adequa' de Madrid por 380 millones

La socimi gana 254,9 millones hasta septiembre, antes de cerrar la fusión con Metrovacesa
Merlín Properties ha comprado el parque empresarial de Madrid 'Adequa', situado en el Norte de Madrid, por un importe de 380 millones de euros, según anunció la socimi.
La operación se acordó el pasado mes de septiembre, en vísperas por tanto del cierre de la fusión con Metrovacesa, que se materializó en octubre y supuso la constitución de la mayor inmobiliaria patrimonialista del país.
'Adequa', adquirido al fondo Lone Star, cuenta con cuatro edificios de oficinas ya construidos que suman 75.000 metros cuadrados de superficie y otros dos para construir que aportarán 45.000 metros cuadrados más.
Merlín, que espera cerrar la transacción el próximo mes de diciembre, destaca la ubicación de su nuevo activo, situado en las proximidades del centro de negocio de la capital, cerca del eventual desarrollo del Norte de la Castellana, y con conexiones a la carretera nacional A-1, a las de circunvalación M-30 y M-40 y al aeropuerto.
Asimismo, durante el pasado mes de septiembre, Merlín cerró se hizo con el 50% del centro comercial Arturo Soria Plaza que aún no controlaba y con un edificio de oficinas de esa misma calle de la capital.
De esta forma, al cierre del tercer trimestre, y antes por tanto de concluir la integración con Metrovacesa, la socimi contaba con una cartera formada por 1.013 activos de oficinas, comerciales y logísticos, que sumaban un 2,5 millones de metros cuadrados de superficie y presentaban una tasa de ocupación del 96%.
ULTIMAS CUENTAS ANTES DE LA FUSIÓN.
El alquiler de la cartera de activos con que contaba hasta entonces le generó ingresos de 229,5 millones de euros, un 64% más que un año antes, gracias a Testa y otros activos adquiridos en meses anteriores.
El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, se disparó un 69% de forma que a cierre de septiembre se situó en 202,5 millones de euros, y el beneficio neto alcanzó los 254,91 millones de euros.
Entre enero y septiembre, la compañía que dirige Ismael Clemente firmó contratos de alquiler por una superficie total de 469.118 metros cuadrados, de los que en su mayoría (323.475 metros cuadrados) correspondieron a renovaciones.
A la conclusión del tercer trimestre del año, y antes de integrar a la inmobiliaria controlada por el Santander, Merlín presentaba un endeudamiento total de 3.512,5 millones de euros, mientras que, de su lado, el valor de su cartera de activos ascendía entonces a 6.567 millones de euros.