Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merlín y Metrovacesa cerrarán en octubre su fusión en la primera inmobiliaria del país

La socimi culminó este martes la integración de Testa, exfilial de Sacyr
Merlín Properties prevé cerrar "a finales del próximo mes de octubre" el proceso de fusión con Metrovacesa con el que conformará la primera inmobiliaria del país y una de las mayores de Europa, según informaron a Europa Press en fuentes oficiales de la compañía.
La socimi que preside Ismael Clemente trabaja en cerrar la integración con la inmobiliaria controlada por el Santander, mientras este martes culminó la integración de Testa, la firma de patrimonio que compró a Sacyr.
Esta operación se ha cerrado con la celebración de la junta de accionistas de Testa en la que la compañía ha ratificado su integración en Merlín.
Con esta doble fusión, Merlín constituirá un grupo inmobiliario con una cartera de activos inmobiliarios en alquiler por valor de unos 10.000 millones de euros y tendrá al Santander como primer accionista, con una participación del 21,9%.
El próximo hito de esta operación tendrá lugar el el próximo 15 de septiembre, cuando están convocadas las respectivas juntas extraordinarias de accionistas en las que Merlín y Metrovacesa aprobarán la fusión.
Una vez que a comienzos de octubre concluya el preceptivo y legal plazo de alegación que se abre tras las asambleas, las dos empresas abordarán el canje de activos por acciones con el que materializarán la integración, que "estará así lista a finales de octubre", según indicaron a Europa Press en dichas fuentes.
De esta forma, el lanzamiento del nuevo gran grupo patrimonialista español, que cotizará en el Ibex 35, tendrá lugar antes de lo inicialmente previsto en el calendario de la operación, que lo estimaba para antes de fin de año.
No obstante, las dos empresas prevén comenzar a trabajar conjuntamente y a integrar sus equipos una vez que tengan el visto bueno de las juntas a la integración, que ya logró también 'luz verde' de Competencia.
ESTRATEGIA DE LA 'NUEVA MERLÍN'.
Tras la fusión, la 'nueva Merlín' se centrará en 'digerir' la operación, gestionar la nueva compañía y "consolidar su crecimiento".
El grupo descarta así que en los próximos meses esté activo en buscar nuevas oportunidades de desinversión, pero apunta la posibilidad de vender "algún activo puntual" que no resulte estratégico, adelantaron a Europa Press dichas fuentes.
En la estrategia a corto plazo de la 'nueva Merlín' figura un plan de inversión en la cartera de centros comerciales con que contará la firma para optimizarlos y generar valor.
La que será primera inmobiliaria española nacerá con una cartera de oficinas, centros comerciales y centros logísticos valorada en 9.317 millones de euros y una capacidad inicial de generar ingresos por alquileres de 450 millones al año.
Para su constitución, Santander y el resto de bancos que actualmente controlan Metrovacesa (BBVA y Banco Popular) cederán a Merlín los edificios de oficinas y centros comerciales de la inmobiliaria, valorados en 1.672 millones de euros, a cambio de recibir acciones de la socimi.
Así, la empresa resultante, que seguirá dirigiendo Ismael Clemente, además del Santander, también tendrá como principales accionistas al BBVA, con un porcentaje del 6,4% y al Banco Popular, con otro 2,86%.