Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Másmóvil renegocia su acuerdo con ACS por la deuda generada en la compra de Yoigo

Másmóvil ha llegado a un acuerdo con ACS Telefonía Móvil para refinanciar la deuda generada por la adquisición de las acciones y los créditos participativos de Xfera Móviles (Yoigo).
El cuarto operador de telefonía mantiene un acuerdo de deuda convertible con ACS, antiguo accionista de Yoigo, en el que se recoge que una subida del precio de la acción supondrá un incremento del valor de los instrumentos derivados con el consiguiente efecto negativo en la cuenta de pérdidas y ganancias y en el patrimonio neto del grupo.
En la renegociación del acuerdo, las compañías han establecido cristalizar en 80 millones de euros el posible pago contingente (llamado 'earn-out'), cuya posible materialización estaba inicialmente establecida en 2020.
El importe inicial previsto para este pago era de un máximo de 80 millones de euros si el beneficio bruto de explotación (Ebitda) consolidado del grupo ascendía a 300 millones de euros en 2019. La teleco había provisionado ya 63 millones de euros para ello y este jueves ha informado de que supondrá un incremento de su deuda financiera de 6 millones de euros.
En el anterior acuerdo, la conversión de los instrumentos era voluntaria por parte de ACS a un precio fijo por acción de entre 25 y 40 euros en función del momento y podía ejecutarse desde la emisión y hasta que transcurrieran seis años.
La compañía ha explicado este jueves que las dos ventanas de conversión quedan reducidas a una, hasta el 30 de junio de 2021, de forma que los instrumentos se podrían convertir en 4,8 millones de acciones, lo que implica un precio implícito de 41,67 euros.
Por otra parte, de acuerdo con la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en virtud de este acuerdo se elimina el interés variable del 3%, lo que implica un ahorro en el pago de intereses futuros de unos 12 millones de euros.
En relación con el aval bancario otorgado por Másmóvil durante los dos primeros años desde la firma del acuerdo inicial, que aparecía recogido en las cuentas anuales de la compañía como deuda a corto plazo dentro del capital circulante, su ejecución queda limitada exclusivamente a que la empresa incumpla sus obligaciones contractuales.
MásMóvil se convertirá mañana en la primera compañía que da el salto en España del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) al Mercado Continuo, cerrando así una etapa de más de cinco años en el MAB, que concluye con una capitalización de más de 1.200 millones de euros.