Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marín Quemada ve en el debate sobre el modelo de la CNMC una "cortina" para enmascarar el de las competencias

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha considerado que el debate actual sobre el modelo de regulador es una "cortina de humo para enmascarar la cuestión nuclear, que son las competencias del supervisor".
En la clausura de la jornada 'Organismos reguladores de los mercados y su gobernanza' organizada por el Club de la Energía (Enerclub), Marín Quemada subrayó que España "no puede pasar España a la historia como ese país que tuvo tres modelos en tres o cuatro años" y pidió que no permita "nublar la mirada por cortinas de humo", ya que "lo importante es el contenido de las instituciones, para qué se va a utilizar ese modelo".
A este respecto, subrayó que en Europa el modelo "está claro" desde hace tiempo, mientras que en España la CNMC está todavía "a la espera" de recibir competencias que le corresponden por derecho comunitario, como, por ejemplo, la distribución del espectro radioeléctrico o la determinación de los peajes eléctricos, por la que Bruselas abrió un procedimiento al Gobierno español.
"España se está quedando rezagada en esos procesos y, comparado con los 28, está más lejos de donde quisiéramos y más cerca de donde no quisiéramos", dijo.
Además, Marín Quemada defendió que desde la CNMC, mientras no sea una realidad la escisión del 'superregulador' en dos nuevas entidades independientes, tal y como prevé el Gobierno, el objetivo es seguir "avanzando".
"NO CREO QUE EL PODER DE UNA ORGANIZACIÓN POTENTE ASUSTE A NADIE".
Así, consideró que la CNMC tiene "más músculo" que cualquiera de las instituciones que le precedieron gracias a las sinergias afloradas a lo largo de estos cuatro años de vida de la institución. "No creo que el poder de eficacia y el poder de una organización potente sea un problema o asuste a nadie", aseguró.
El presidente de la CNMC también pidió "más independencia financiera", ya que si se quiere un regulador que haga un buen trabajo a favor de los ciudadanos hay que favorecer esa independencia "contra nadie y a favor de todos". "Cuanto más competencia y mejor supervisados y regulados estén los mercados mejor les va a ir a los ciudadanos, a las empresas, al Gobierno y mejor le va a ir a España", añadió al respecto.
Además, Marín Quemada consideró que estamos viviendo "tiempos de cambios" y el camino que marca la digitalización exige "una amplitud de miras". "Estamos inmersos en la digitalización de la economía tradicional, que produce nuevas demandas.Vivimos en tiempos de bonanza económica, con un marco de referencia como no se podía imaginar en el año 2012, y hay que aprovechar estos momentos de bonanza para profundizar en el proceso de regeneración tradicional, apostar por mejores instituciones, que es una de las claves del bienestar", destacó.