Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En Marea apuesta por prohibir las recalificaciones de suelo durante los 30 años siguientes a un incendio

En Marea, coalición integrante del grupo parlamentario de Unidos Podemos, quiere evitar que se realice cualquier tipo de recalificación urbanística durante los treinta años siguientes a un incendio forestal y retornar así al marco legislativo anterior, que considera "más garantista y proteccionista".
En una proposición no de ley recogida por Europa Press, firmada por su portavoz en el Congreso, Alexandra Fernández, la coalición gallega insta al Gobierno en funciones a modificar la ley con la que el Ejecutivo de Rajoy reformó en julio de 2015 la Ley de Montes por "favorecer que se produzcan incendios intencionados".
El aspecto más polémico de este cambio fue el artículo 50.1, que abrió la posibilidad de construir en un terreno forestal incendiado sin necesidad de que pasaran tres décadas cuando existieran "razones imperiosas de interés público de primer orden".
Sin embargo, según el texto presentado, este criterio de excepcionalidad no ha sido tal, pues "se han declarado de 'interés general' durante estos años proyectos como macrourbanizaciones o estaciones de esquí y se ha especulado con el terreno forestal igualmente".
FALTA PRECISIÓN
En Marea critica la falta de precisión al respecto, pues la modificación legislativa no especifica ni concreta las razones de interés público que permitirían dar luz verde a la recalificación.
Recuerda, además, que la reforma realizada en 2006 por el entonces Ejecutivo socialista incluía una cláusula que contemplaba esta prevención para que ningún incendio intencionado pudiera frenar un proyecto, aunque este debía estar aprobado antes del incendio.
En este sentido, En Marea juzga esta reforma como "absolutamente innecesaria". "Demuestra que existía una voluntad férrea por parte del PP de buscar algún resquicio para dar vía libre a la especulación urbanística", concluye.