Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marbella y Alcobendas, las zonas que exigen más esfuerzo para comprar una vivienda, según Idealista

Marbella, Alcobendas y Castelldefels son los municipios españoles que exigen un mayor esfuerzo de renta para comprar una vivienda, según un estudio realizado por idealista cruzando sus datos propios con la renta media de los hogares.
En concreto, en estos tres municipios, los residentes deben destinar a la compra más de 30 años de renta familiar. Así, en Marbella son necesarios 35,1 años, en Alcobendas, donde se encuentra La Moraleja, unos 31,8 años, y en Castelldefels, 22,2 años.
Por detrás, le siguen San Sebastián de los Reyes en Madrid (18,8 años), Barcelona (18,6 años), Pozuelo de Alarcón (18,5 años), Sant Cugat del Vallès en Barcelona (17,7 años) y Madrid (17,1 años).
Por debajo de los 17 años de renta necesaria están Palma (15,9 años), Benalmádena en Málaga (14,8 años), Cerdanyola del Vallès en Barcelona (13,9 años) y San Sebastián (13,7 años). El 'top 15' lo completan Fuengirola en Málaga (13,4 años), Málaga capital (12,8 años) y El Puerto de Santa María en Cádiz (11,7 años).
En el lado contrario, entre los municipios donde menor esfuerzo se requiere para comprar una vivienda destacan Ferrol, A Coruña y Manresa en Barcelona, ya que para comprar una vivienda son necesarios unos 3,9 años de renta familiar de media.
A estos municipios le siguen Elda y Alcoy en Alicante, con una media de 4 años y 4,1 años, respectivamente. Por debajo de los 5 años, también destacan Talavera de la Reina en Toledo, Ponferrada en León, Avilés en Asturias, Cuenca, Linares en Jaén, Mérida en Badajoz, Torrelavega en Cantabria y Ciudad Real.
El jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, cree que los datos "muestran la realidad de que en las zonas en las que las rentas de las familias son más elevadas el precio de la vivienda presiona también al alza".
No obstante, Encinar considera que hay determinadas zonas turísticas que muestran un nivel de precios, que "no es acorde a las rentas que generan sus habitantes" y que está motivado por el hecho de haberse convertido en zonas de segunda residencia de "altísimo lujo, que resultan interesantes para compradores de todo el mundo".