Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macy's se desploma en Bolsa tras anunciar el cierre de 65 tiendas y el despido de 6.200 empleados

S&P otorga una perspectiva 'negativa' a la calificación 'BBB' de la cadena de grandes almacenes
Las acciones Macy's se depreciaban este jueves en torno a un 15% en Wall Street después de que la cadena de grandes almacenes anunciase el cierre de 65 tiendas, lo que supondrá la pérdida de 6.200 puestos de trabajo y la recolocación de otros 3.900 trabajadores.
En concreto, las acciones de la compañía estadounidense se dejaban un 13,73% en la media sesión de la Bolsa de Nueva York y se intercambiaban por 30,92 dólares.
Macy's también ha rebajado sus previsiones de ventas, por lo que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha decidido rebajar hasta 'negativa' la perspectiva del rating 'BBB' de la cadena de almacenes.
La decisión de la calificadora responde a que las ventas comparables de Macy's "han caído un 2,1% en los meses de noviembre y diciembre, a que la compañía ha rebajado sus perspectivas de ganancias y a la reducción de personal.
En un comunicado, la multinacional informaba este jueves de que acometerá en los próximos meses el cierre de 65 tiendas, de un total de 730, lo que supondrá la pérdida de 6.200 puestos de trabajo y obligará a recolocar a otros 3.900 trabajadores.
El cierre de tiendas forma parte de la estrategia anunciada por la compañía el pasado mes de agosto, cuando la cadena de grandes almacenes anunció que cerrará hasta 100 tiendas en los próximos años.
En este sentido, la empresa precisó que llevará a cabo el cierre de 63 establecimientos a lo largo de la primavera de 2017 y cerrará otras dos tiendas a mediados de año, después de haberse desprendido recientemente de otros tres establecimientos.
Además, la compañía indicó que pretende cerrar otros 30 establecimientos a lo largo de los próximos años a medida que vayan expirando los contratos de arrendamiento o los acuerdos de cooperación.
Estos cierres forzarán el cambio de lugar de trabajo de unas 3.900 personas, a las que Macy's tratará de reubicar en la medida de lo posible en tiendas cercanas.
Como resultado de la operación, la compañía prevé que sus ventas registrarán un impacto negativo de 575 millones de dólares (553 millones de euros) y calcula que las medidas supondrán asumir cargas de unos 250 millones de dólares (240 millones de euros) en las cuentas del cuarto trimestre de 2016, que se sumarán a los 249 millones de dólares (239 millones de euros) por el deterioro del valor de los activos de la compañía.
Por otro lado, Macy's anunció que su beneficio por acción diluido, sin tener en cuenta el impacto de elementos extraordinarios, oscilará entre 2,95 y 3,10 dólares, por debajo de la anterior horquilla de entre 3,15 y 3,40 dólares.