Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los estibadores no secundan el paro en las terminales de MSC, Noatum y APM del Puerto de Valencia

Tras lograr acuerdos con estas empresas
Los estibadores no secundan este miércoles el paro convocado en las terminales de MSC, Noatum y APM del Puerto de València tras haber alcanzado un principio de acuerdo con estas empresas sobre la subrogación de los trabajadores, principal reclamación del gremio tras la reforma del sector, según han indicado a Europa Press en fuentes portuarias.
Los trabajadores del Puerto de Valencia, el segundo mayor del país, han decidido no secundar el paro en una asamblea celebrada a las 8.00 horas de este miércoles, justo cuando arrancaba la huelga, que afecta a todas las horas impares hasta las 8.00 horas de mañana jueves.
En la reunión, los estibadores han convenido en reanudar la actividad en las principales terminales de contenedores del puerto al pactar con las empresas.
De este modo, los paros convocados para esta jornada en las horas impares se suspenden en MSC, Noatum y APM y la actividad en las instalaciones "recupera la normalidad", han indicado las mismas fuentes.
Sin embargo, la huelga se mantendrá en el resto de terminales que no han alcanzado un acuerdo sobre el empleo de los trabajadores. Así, la terminal de graneles Telmagra, de la naviera Ership, continuará con los paros de los estibadores previstos para este miércoles.
La circulación tanto en la entrada al Puerto de València por la carretera V-30 como en los accesos a las terminales está siendo fluida a lo largo de la mañana y la actividad en las instalaciones "se va recuperando" con alrededor de quince barcos operando.
Esta nueva jornada de paros parciales en los recintos portuarios españoles se prevé así que tenga un menor seguimiento e incidencia en la actividad portuaria en comparación con los realizados las dos últimas semanas y este pasado lunes, que tuvieron una adhesión de casi el 100% y un coste económico de unos 150 millones de euros según el Ministerio de Fomento, debido a que se están alcanzado acuerdos unilaterales entre sindicatos del gremio y las empresas.
Estos paros "selectivos" son consecuencia del nuevo giro que ha dado el conflicto de la estiba, después de que los sindicatos del sector (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO. CIG y CGT) hayan dado de lado a la patronal Anesco, con la que hasta ahora venían negociando el nuevo convenio tras la reforma del sector aprobada por el Gobierno, y hayan emprendido negociaciones unilaterales, empresa por empresa, con los paros como moneda de cambio.
De esta forma, los estibadores se comprometen a no secundar el calendario de paros aún convocado en los puertos en las terminales de aquellas compañías con las que vayan cerrando acuerdos.