Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Guindos evita la palabra rescate y lo llama "apoyo financiero"

Comparecencia después de la reunión del Eurogrupo con los ministros de economía

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, evitó utilizar la palabra rescate y aclaró que "el Gobierno español aceptará un préstamo en condiciones muy favorables, pero no  hay el más mínimo rescate". La cantidad, que será "lo suficientemente elevada", estará dedicada a la recapitalización del sistema financiero español y no incluye imponer nuevas condiciones a la sociedad española.
La cantidad prestada por las entidades europeas debe satisfacer las necesidades del sector financiero y solo para él, aseguró De Guindos en la comparecencia ante la prensa tras la reunión del Eurogrupo.
El ministro de Economía explicó que no habrá más exigencias de recortes a España, aunque sí habrá endurecimiento de condiciones a los bancos españoles y "no al resto de la economía española".
De Guindos subrayó que el préstamo recibido por Bruselas "será en condiciones mucho mejores que los del mercado, lo que reduce la presión sobre la emisión de bonos del tesoro español y mejorará la situación de la deuda española en los mercados".
El Fondo de Restructuración Ordenada (FROB) actuará como intermediario entre las instituciones europeas y as instituciones financieras españolas.
Esta inyección de capital a los bancos españoles "son noticias positivas", porque "serán cubiertas las necesidades del sistema financiero y estos podrán estén en condiciones de dar créditos lo que redundará en la economía española".