Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos dice que España cumplirá con el objetivo de déficit público en 2015

Luis de GuindosTelecinco.es

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho este lunes que España cumplirá el objetivo de reducir el déficit público hasta el 4,2% del PIB el año que viene incluso con la "importante reducción" de impuestos, en particular en el IRPF, que prepara el Gobierno.

Guindos se ha felicitado por las previsiones económicas de la Comisión Europea porque certifican que a partir del año que viene, "por primera vez desde el inicio de la crisis, prácticamente desde el año 2008, la economía española va a crecer más que la media de la zona euro y que va a crear más empleo que la media de la zona euro".
Bruselas prevé que España crezca un 1,1% este año y un 2,1% en 2015, frente al 1,2% y el 1,7% de media en la eurozona. El empleo mejorará un 0,4% este año y un 1,2% el que viene (frente al 0,4% y 0,7% en la eurozona), aunque el paro no bajará del 24%. Además, el Ejecutivo comunitario avisa de que el déficit público volverá a dispararse hasta el 6,1% el año que viene si el Gobierno de Mariano Rajoy sigue adelante con sus planes de revertir la subida del IRPF aprobada en diciembre de 2011.
Guindos ha sostenido que esta cifra responde a una "proyección inercial del déficit público" y que posteriormente se corregirá para tener en cuenta factores como "la evolución de los tipos de interés", "la mayor recaudación" o "las medidas adoptadas por el Gobierno". "Además, hay otra serie de factores distintos a los que da el modelo de la Comisión que van a permitir reducir el déficit público hacia el 4,2%", ha subrayado a su llegada a la reunión del Eurogrupo.
"El Gobierno lo que va a aprobar para el año que viene es una reducción de impuestos, con un IRPF completamente nuevo que no tendrá nada que ver con el anterior. Es una modificación sustancial y de fondo del IRPF que va a suponer una importante reducción de la carga fiscal para los contribuyentes españoles", ha indicado el ministro de Economía.
"Pero lo importante es que la Comisión Europea dice que España va a crecer el año próximo por encima de la media europea y va a crear más empleo que la media europea. Yo creo que ese es el mensaje y es un mensaje muy positivo", ha insistido Guindos, que ha dicho que las previsiones de Bruselas para este año son "prácticamente idénticas" a las que maneja el Gobierno.
Acuerdo político sobre la tasa Tobin
El ministro ha descartado en todo caso que el Eurogrupo vaya a presionar al Banco Central Europeo (BCE) para que actúe en respuesta al bajo nivel de inflación y a la fortaleza del euro. "El BCE es independiente", ha insistido, y "toma sus decisiones autónomamente".
Guindos se ha mostrado finalmente convencido de que los 11 países que han decidido poner en marcha una tasa a las transacciones financieras (entre ellos España, Alemania, Francia e Italia) alcanzarán este martes un "acuerdo político" sobre las modalidades de este nuevo gravamen.