Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Falciani dice que "jamás" pidió "gratificación" por revelar datos de evasores fiscales

El informático Hervé Falciani declara en MadridEFE

El informático ítalo-francés Hervé Falciani, acusado de haber sustraído datos del HSBC Private Bank con los que fueron identificados 130.000 evasores fiscales, ha asegurado que nunca pidió ninguna "gratificación" por revelar esta información. Falciani ha explicado que su única intención era la de denunciar las "actuaciones escandalosas" que se estaban llevando a cabo en la entidad bancaria.

"Jamás nadie en el mundo puede declarar que recibí o que haya pedido cualquier gratificación", ha señalado Falciani que comparece en la vista de extradición que celebra este lunes la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.
Suiza ha solicitado la extradición, después de que las autoridades helvéticas le acusaran de delitos contra el servicio de inteligencia económica, sustracción de información y violación del secreto comercial y bancario.
El reclamado ha explicado que el viaje a Beirut (Líbano) que realizó en febrero de 2008 no tenía el objetivo de vender los datos que había obtenido sino el de "desencadenar una alerta bancaria para dejar claro que había fallos de seguridad".
También ha dicho que no pudo denunciar los hechos a las autoridades suizas porque no le permitieron presentar una denuncia anónima, por lo que se vio obligado a colaborar con las francesas.
Preguntado por la existencia de la denominada 'lista Falciani' de evasores fiscales, ha explicado que si existe una relación es porque las autoridades han querido extraerla del conjunto de información que él les facilitó.
"El fiscal francés me dijo que efectivamente contenían mucha información, si había que imprimirlos se llenaría un tren", ha señalado.