Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ligero alivio en los bolsillos para empezar el año 2015

BombillaEFE

Los precios de los principales servicios públicos y de los transportes se congelarán o registrarán ascensos moderados en 2015 en un contexto general de desinflación, después de que el IPC se haya situado en el -1,1% en el último mes del año, según el dato adelantado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que no se confirmará hasta mediados de enero. De esta forma, los precios de estos servicios, básicos en muchos casos, supondrán cierto alivio para los bolsillos de los ciudadanos en un momento en el que además aumentarán ligeramente los salarios por la entrada en vigor de la rebaja del IRPF contemplada en la reforma fiscal.

Además, 2015 será el primer año en el que se aplique la Ley de Desindexación de la economía, que precisamente aprobó el Congreso de los Diputados la semana pasada y que pretende desligar del IPC los precios de los contratos públicos y otros grandes capítulos de gasto, como las pensiones, que tendrá ahora su propio índice de revalorización.
El Gobierno contará con cuatro meses para desarrollar el reglamento de aplicación de esta ley, que finalmente permitirá revisar los alquileres de las administraciones públicas, así como los precios de los contratos de obra, suministro de armamento y equipamiento para las administraciones o los que tarden cinco años o más en rentabilizarse.
El reglamento deberá regular los supuestos en los que se pueden realizar revisiones periódicas, los precios e índices de precios específicos que se usarán, así como metodologías, fórmulas o directrices aplicables; los procedimientos para tramitar estas revisiones, o los criterios de interpretación de los principios de eficiencia y buena gestión empresarial.
En este contexto, las pensiones subirán un 0,25% el año que viene, el mínimo establecido por ley, mientras que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aumentará a 648,6 euros mensuales (tres euros más al mes), dos subidas consideradas "modestas" por el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
RESPIRO EN LA ELECTRICIDAD
En lo que se refiere a la energía, los precios del sector empezarán el año dando un pequeño respiro a los usuarios, que verán como bajan sus tarifas o se congelan. En el caso de la electricidad, el Gobierno congelará la parte regulada del recibo de la luz en 2015, conocida como peajes, después de que en 2014 la factura eléctrica de los hogares haya experimentado un descenso del 4,9%.
De la misma forma, la factura de electricidad de los consumidores industriales se ha abaratado un 1,5% en 2014, si bien el recibo doméstico de gas natural ha experimentado una subida del 0,5% durante el ejercicio.
BAJA EL GAS Y SE CONGELA EL BUTANO
En lo que respecta a la electricidad para los hogares, el descenso del 4,9% en 2014 es el segundo anual consecutivo, tras el 3,7% de 2013, con lo que se rompe una tendencia de subidas anuales continuadas de más de una década.
Por su parte, la tarifa de gas natural registrará un descenso del 3,3% a partir de enero como consecuencia de la congelación de los costes regulados, conocida como peajes, y de la caída de los precios del petróleo. En el caso de los usuarios de la bombona de butano, el precio también se mantendrá congelado en los 17,5 euros durante el primer trimestre.
También se notará este alivio en el bolsillo de los consumidores en el caso de los carburantes, donde, según la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) se ha trasladado a los precios de venta al público la caída en los precios de la cotización internacional de los productos, lo que ha llevado a que, con respecto a principios de año, el precio del litro de gasolina sea un 13% más barato y el gasóleo se ha ya abaratado un 14,6%, según datos del último Boletín Petrolero de la UE del año.
TELEFÓNICA CONGELA LA CUOTA DE ABONO
Por su parte, Telefónica congelará en enero el precio de la cuota de abono, medida que prorroga así por segundo año consecutivo. La compañía no prevé realizar modificaciones en el alquiler de línea al menos en la primera parte de 2014.
La última subida que aplicó la compañía a la cuota de abono data de mediados de 2013, cuando elevó hasta los 14,38 euros al mes más IVA (un 2,9%) el precio, que permanecía congelado desde 2008.
La cuota la pagan los clientes de telefonía fija y banda ancha fija de Telefónica que no tienen contratado ningún paquete de servicios como Fusión o Tarifa Plana Hogar, de modo que las variaciones en el alquiler de línea sólo repercuten en 1 de cada 10 minutos tarificados.
SUBIDA DEL BILLETE DE TREN
En cuanto a las tarifas de tren, Renfe subirá un 1,85% el precio de los billetes de los trenes de Cercanías, Media Distancia (tanto convencional como Avant), y Feve. Se trata del menor encarecimiento desde al menos 2007 que registran estos servicios ferroviarios considerados públicos. Las tarifas del AVE y la Larga Distancia, que no dependen del Gobierno, sino de la política compercial de la operadora, se mantendrán.
El precio medio del peaje de la red de autopistas dependientes de la Administración del Estado no subirá en 2015 por vez primera en los últimos cinco años. La congelación de precios coincidirá con el repunte del tráfico, que se anotará en 2014 su primer aumento anual de los últimos ocho años, de alrededor del 3%.
Además, Fomento estudia habilitar en 2015 bonificaciones en los peajes para circular en 'horas valle' (las de menor intensidad tráfico) por algunas autopistas a través de la consecución de acuerdos con las concesionarias.
TASAS AEROPORTUARIAS
Las tasas aeroportuarias se congelarán en 2015 a partir de marzo, año en el que se prorrogarán las bonificaciones aéreas --un 35% por pasajeros en conexión, 100% a las tasas de pasajeros en nuevas rutas y 75% para viajeros adicionales, exención de pago de mercancía en conexión y bonificaciones por insularidad--. Ambas medidas supondrán para Aena, inmersa en su privatización, dejar de ingresar 151 millones de euros.
En 2014, se aplicó desde marzo una subida del 0,9% en las tasas aéreas frente al 2,5% fijado, gracias al acuerdo plurianual entre Aena, patronales aéreas y aerolíneas pactado en mayo de 2013. Según lo pactado, el incremento máximo para 2015 se fijó en el 4,5% (IPC más tres puntos).
El Gobierno ha aprobado la congelación de las tasas aeroportuarias hasta el año 2025, dentro del nuevo marco regulatorio aeroportuario, recogido en el denominado Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), de cara a dar entrada al capital privado hasta un 49% en Aena.