Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberbank trabaja en un plan de reducción de costes para 2018

Liberbank está trabajando en un nuevo plan para reducir costes a partir de 2018, según ha informado el director financiero de la entidad, Jesús Ruano, durante la presentación de los resultados trimestrales del banco.
"Estamos trabajando en un nuevo plan de recorte de costes y esto debería permitirnos reducir gastos personales de 2018 en adelante", ha apuntado.
Ruano ha explicado que la compañía prevé que los costes generales estén este año "en línea" con los registrados en 2016, "como es el caso de este primer trimestre", en el que los costes generales se situaron en 37 millones de euros.
"Gracias a los diferentes planes de reducción de empleo aprobados en los pasados años estamos preparados para absorber totalmente el impacto del fin del ERTE en junio de este año", ha apuntado el director financiero.
Por otra parte, en relación con las cláusulas suelo, Ruano ha señalado que la entidad continúa recibiendo reclamaciones tras la puesta en marcha del Real Decreto Ley que establece un mecanismo extrajudicial para la devolución de las cantidades indebidamente cobradas por este concepto.
"Aunque todavía es pronto" para realizar una estimación, Ruano ha indicado que una parte "significativa" de la cantidad provisionada por este concepto se liberará en los siguientes trimestres.
"Hemos provisionado el 100% del riesgo de retroactividad y una parte significativa de esta provisión será liberada en los próximos cuatro trimestres", ha señalado el director financiero de la entidad.
Las dotaciones a provisiones realizadas por la entidad en 2016 para cubrir, principalmente, las contingencias legales por cláusulas suelo y la positiva evolución de los activos dudosos propiciaron que los saneamientos y provisiones fueran en el primer trimestre de 2017 de 23 millones de euros, por lo que el beneficio antes de impuestos alcanzó los 37 millones, según ha informado la entidad.
El banco ganó 32 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que supone un 15,4% menos que en las mismas fechas de 2016, y registró un margen de intereses de 102 millones de euros, un 12,2% menos, por la menor aportación de ingresos del negocio mayorista. La tasa de mora se situó en el 13%, con una reducción en el último año de 6,5 puntos porcentuales.