Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laboral Kutxa y Colonya Caixa Pollença elevan sus provisiones en 11 y 3,8 millones por las cláusulas suelo

Laboral Kutxa y Colonya Caixa d'Estalvis de Pollença han elevado sus provisiones en un importe de 11 millones y 3,8 millones de euros, respectivamente, con el fin de cubrir la contingencia ante posibles reclamaciones tras la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) sobre las cláusulas suelo de las hipotecas.
Ambas entidades han remitido sus cálculos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y dejan claro que sus cláusulas suelo no han sido anuladas con carácter general por sentencia firme.
En concreto, Laboral Kutxa ha procedido a elevar sus provisiones del ejercicio 2016 en un importe neto de 11 millones de euros, y no prevé impacto alguno en sus cuentas anuales de 2016 por la aplicación del decreto aprobado por el Gobierno el pasado viernes que articula una solución extrajudicial para los afectados por estas cláusulas.
De su lado, la entidad balear indica que el impacto máximo estimado para la restitución de los intereses supuestamente cobrados de más junto al interés legal correspondiente considerando la retroactividad total asciende a 3,8 millones de euros, cantidad cubierta en su totalidad.
Además, indica que posee argumentos jurídicos "suficientes" para defender que sus cláusulas "no son abusivas". "Colonya Caixa d'Estalvis de Pollença afirma desarrollar su actividad "con firme vocación de transparencia en las relaciones con sus clientes".