Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Kremlin descarta ayudas para los depositantes rusos afectados por la quita

Colas ante los bancos en ChipreEFE

El viceprimer ministro de Rusia, Igor Shuvalov, ha aclarado este domingo que no habrá ayudas públicas para los ciudadanos rusos afectados por la quita sobre los depósitos bancarios en Chipre que superen los 100.000 euros. "Si hay gente que ha perdido el dinero que depositó en estos dos grandes bancos (chipriotas), siento decirles que el Gobierno ruso no va a adoptar ninguna medida en este sentido" ha dicho, en una entrevista concedida a la cadena estatal Rossiya-1 TV.

No obstante, ha subrayado que "si alguna empresa estatal sufre pérdidas graves, el Gobierno está listo para considerar cualquier medida específica, de forma pública y transparente", según ha informado la agencia de noticias RIA Novosti.
Hace una semana, el presidente chipriota, Nicos Anastasiades y la 'troika' --Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Central Europeo (BCE) y Comisión Europea-- llegaron a un acuerdo sobre el rescate de 10.000 millones de euros a la isla mediterránea.
A cambio de esta suma, el sistema bancario chipriota deberá sufrir una profunda reestructuración que incluirá fuertes pérdidas para los grandes depositantes en el Banco de Chipre y en el Laiki, aunque los pequeños ahorradores se salvarán de la quita.
El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, ha calificado de "robo" la quita a los grandes depositantes, ya que muchos de ellos son ciudadanos y empresas de Rusia que tienen hasta 30.000 millones de dólares (23.458 millones de euros) en los bancos chipriotas.
A pesar de ello, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenado a su Gobierno iniciar las negociaciones dirigidas a revisar los términos del préstamo de 2.500 millones de euros concedido por el país euroasiático a Chipre.
Nicosia había solicitado a Moscú una ampliación del plazo de vencimiento del préstamo de 2.500 millones de euros concedido por Rusia a la isla mediterránea, así como una rebaja en los intereses aplicados, actualmente en el 4,5 por ciento.