Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta niega que haya preocupación por ataques al turismo como en Cataluña y Baleares: "Andalucía no tiene ese problema"

Fernández: "cuando hay problemas en otros territorios, tenemos que ser precavidos, analizar los fallos e intentar no cometerlos"
El consejero de Turismo y Deporte de Andalucía, Francisco Javier Fernández, ha afirmado que no le preocupan los ataques al sector turístico como los que se han dado en Cataluña y Baleares, argumentando que "Andalucía no tiene ese problema". No obstante, sí ha admitido que hay que ser "precavidos" y "analizar los fallos e intentar no cometerlos aquí".
Así, ha detallado que "prácticamente el 70 por ciento del turismo catalán se concentra en Barcelona", y que las tres islas "tienen un monocultivo en el turismo", agregando que la comunidad andaluza ostenta "una oferta turística complementaria, definida y que no es monocultivo. Nosotros no estamos en las mismas circunstancias".
En rueda de prensa este jueves en Málaga, Fernández, al ser cuestionado por las últimas acciones contra el sector turístico en esas dos zonas de España, ha apuntado que "tenemos que ser precavidos" cuando "hay problemas en otros territorios: analizar los posibles fallos e intentar no cometerlos aquí". No obstante, ha reconocido que "puede haber problemas puntuales" en alguna ciudad "coincidiendo con sus fiestas", pero "no es algo que esté generando enfado".
Por ello, ha incidido en saber "cuáles son las causas" de estos problemas, apuntando que "no son inmediatas". "Para tener un volumen de hasta 17 cruceros, como se puede concentrar en Barcelona, hay que tener infraestructuras para 17 cruceros; que no se construyeron de la noche a la mañana sino con una planificación que en aquel momento en Cataluña fue errónea", ha esgrimido.
Así, ha indicado que la comunidad andaluza "tiene ocho provincias" y "si somos capaces de distribuir en toda Andalucía esa presión turística, no llevará a un conflicto entre turista y vecino".
Cuestionado sobre posibles enfrentamientos entre turistas y vecinos y por la 'turismofobia', ha reiterado que "no queremos que ningún vecino se sienta turista en su ciudad" ya que "no tienen que perder la posibilidad de disfrutar de su ciudad". La clave, según ha sostenido, "está en que el turista se sienta parte de la ciudad, que la viva como la viven los vecinos".
Según ha expresado el consejero, "tenemos que saber ordenar las ciudades para que esos turistas estén en toda la ciudad, para que no haya guetos turísticos ni fórmulas donde los turistas desplacen al vecino". "Esa es la tarea que tenemos por delante. En Andalucía no es un problema el turismo ahora mismo", ha apostillado.
Del mismo modo, ha llamado a las administraciones locales, autonómicas y del Estado a afrontar el turismo "como una forma más de convivencia y no de enfrentamiento", y que "no noten los vecinos que hay un problema por el turismo". "Sé que la voluntad de las administraciones es esa, la colaboración que nos damos las administraciones locales y la Junta va en ese camino", ha asegurado.
Entre las medidas encaminadas para esta colaboración, ha destacado "un control efectivo de las viviendas con finalidad turística como hemos hecho en el último año, cuidar la imagen de los cascos antiguos de una forma efectiva y trabajar la pedagogía con los vecinos"; todas ellas "detectadas desde el 2015 cuando se aprobó el Plan de Turismo Sostenible con el Horizonte 2020".
"Cuando se crecen los enfrenamientos entre sociedad y turista, estamos faltando al avance de la sostenibilidad en el turismo, y estamos poniendo los primeros ladrillos para elevar ese tabique que nos separe del turista y haga que no se genere riqueza", ha concluido.